Desde el Ayuntamiento de Maó han explicado la necesidad de elaborar el plan debido a que la situación del alumbrado público era precario | Josep Bagur Gomila

7

El Plan de Renovación del Alumbrado Público de Maó, presentado este martes, incluye la renovación de 2.239 puntos de luz en el municipio, lo que supondrá un ahorro energético de 64,8 por ciento y cuyo presupuesto alcanza los 4,1 millones procedentes de diversas fuentes de financiación.

En concreto, el plan detalla las actuaciones municipales en concepto de mejora del alumbrado en Maó y la diferencias entre las actuaciones realizadas o empezadas en 2021, que incluyen la renovación de 564 puntos de luz; las acciones planificadas y proyectadas para el 2022, con la renovación de 775 puntos de luz, y los proyectos que pretenden ser financiados por fondos europeos, que contemplan la renovación de 925 puntos de luz.

Desde el Ayuntamiento de Maó han explicado la necesidad de elaborar el plan debido a que la situación del alumbrado público era precario debido, entre otros motivos, a la falta de un mantenimiento adecuado que se ha prolongado a lo largo de los años. Este estado de la red eléctrica provoca que los servicios municipales tengan que atender alrededor de 800 demandas ciudadanas al año por averías en el alumbrado.

Además, han subrayado que el envejecimiento de las instalaciones supone una carencia de eficiencia energética que deriva en un consumo elevado.

De este modo, los principales objetivos del Plan de Renovación del Alumbrado Público son la mejora lumínica y reducción de zonas oscuras, la reducción del consumo energético y, en consecuencia, un ahorro económico, la reducción de averías y la modernización de la red lumínica.

Desde el consistorio han indicado que todos los proyectos que conforman el plan proponen una transformación de la red eléctrica de Maó con sistemas más sostenibles, como las farolas LED, que permitirán un ahorro del consumo energético del 64,8 por ciento en relación al consumo que tienen ahora las instalaciones que se renovarán.

Concretamente, se pasará de una potencia instalada de 275,59 Kw a una potencia prevista de 96,92 Kw, lo que equivale a un ahorro económico de unos 60.000 euros en el año en la factura eléctrica del consistorio.