La mañana de este miércoles han coincidido tres buques comerciales en el puerto de Maó. | José Barber

7

El puerto de Ciutadella ha vuelto a cerrarse este miércoles a barcos de eslora superior a los 130 metros por culpa del mal tiempo. El martes Son Blanc ya se tuvo que clausurar por el fuerte viento de tramontana, aunque se reabrió por la tarde.

El puerto de Maó, que también se cerró el martes, sí que está operativo este miércoles, con lo que se han podido recuperar las rutas marítimas tras un día en la que Menorca ha estado incomunicada por mar. El buque Martin i Soler que tenía que amarrar en Ciutadella finalmente ha sido desviado en Maó, donde la mañana de este miércoles han coincidido hasta tres barcos de líneas comerciales. El otro barco de Balèaria, el Jaume III, sí que ha podido entrar en el puerto de Son Blanc.

Así, el puerto mahonés ha acogido los atraques de los buques de pasajeros procedentes de Barcelona y Mallorca de las compañías Grimaldi, GNV y Baleària. Además, también ha efectuado su entrada un barco de mercancías peligrosas.

Noticias relacionadas

Para este miércoles la Aemet tiene activada la alerta amarilla por fenómenos costeros hasta las 20 horas, por olas de entre 3 y 4 metros. El viento este miércoles ha amainado, y las rachas máximas han alcanzado los 41 kilómetros por hora, lejos de los 93 kilómetros por hora detectados este martes.