El Servicio de Salud ha adjudicado a la empresa Acciona el proyecto de obra declarada de interés autonómico del antiguo hospital Verge del Toro de Maó por un importe de 11,99 millones de euros, ha informado este martes la Conselleria de Salud y Consumo.

Esta segunda fase del proyecto, que comenzará en mayo y se prolongará durante dos años, consiste en reformar el interior del edificio según el proyecto arquitectónico.

La reforma prevé una superficie útil de 5.101 metros cuadrados, 60 habitaciones y entre 60 y 90 camas que albergará un área de hospitalización con cuatro unidades (una por planta), un área ambulatoria, que incluirá un hospital de día, consultas externas y una unidad de estimulación cognitiva, y un área de apoyo clínico.

Además, se crearán espacios para pruebas radiológicas (convencionales y ecografías clínicas), para la farmacia (dispensación y apoyo a la prescripción) y para el laboratorio (extracción), además de otras áreas, como la destinada a la gestión de los pacientes, un área social (comedores, vestuarios y sala multiconfesional) y un área logística y de servicios generales.

La Conselleria ha señalado que la adjudicación «es un nuevo paso para recuperar este antiguo inmueble y volver a ponerlo al servicio de la sociedad menorquina para atender las necesidades asistenciales de los pacientes crónicos y de sus cuidadores».