Pedro’s Boat y Nautic Center gestionan el varadero pero no han aceptado aún la adjudicación

Dos años y tres meses después de que Varadero Menorca –el nombre comercial de la sociedad formada por las menorquinas Pedro’s Boat y Nautic Center– resultara ganadora del concurso para la gestión del varadero del puerto de Maó, la adjudicación no se ha formalizado y la Autoridad Portuaria de Balears (APB) ha revelado que podría no firmarse. El presidente del ente portuario, Francesc Antich, hizo saltar las alarmas durante una charla organizada por el Cercle d’Economia de Menorca, en la que aseguró que «parece que no acaban de estar decididas a aceptar la adjudicación».

Antich relató cómo ya desde un principio se complicó la aceptación de los condicionados y que una vez lograron que se firmaran esas condiciones previas a la adjudicación «se han puesto sobre la mesa –por parte de las empresas– algunas problemáticas como la subida de los precios». El presidente de la máxima autoridad en el puerto de Maó subrayó que «este es un tema muy importante» y recordó que la APB realizó inversiones como la grúa para poder izar barcos en un varadero que tiene una extensión de 18.000 metros cuadrados y en el que la adjudicataria –si se formalizaba la adjudicación– se comprometía a realizar una inversión en dos años de cinco millones de euros.

Escrito a las empresas

Esa inversión está paralizada y la APB ya ha dirigido un escrito a las dos empresas que ganaron el concurso bajo el nombre de Varadero Menorca – y que han gestionado la zona de reparación de embarcaciones hasta la fecha– «para que decidan ya si realmente quieren aceptar la concesión o no». Antich lamentó que «tendríamos que procurar que todo este proceso fuese bien, pero en estos momentos...». Este diario trató este martes sin éxito de recabar las impresiones de las empresas ganadoras y conocer sus intenciones al respecto de la futura gestión del varadero.

Por otro lado, desde la APB revelaron que en estos momentos están manteniendo conversaciones con promotores privados que estarían interesados en llevar a cabo un proyecto de construcción naval, concretamente de motoveleros, en el puerto de Maó. El ente portuario ve con buenos ojos que se pueda implantar en el puerto una industria de esas características.