Un grupo de refugiados, madres con sus hijos, pasean por el centro de Ciutadella | Josep Bagur Gomila

La cifra oficial de refugiados ucranianos en Menorca roza ahora mismo la treintena de personas. En el albergue de Sa Vinyeta viven siete personas de tres núcleos familiares distintos, son tres madres y sus hijos, cuatro menores, algunos adolescentes y otros más pequeños. El resto están repartidos y alojados por familias de acogida tanto en Ciutadella -una familia de cinco en Cala en Blanes-, como en Maó, donde se distribuyen por ahora en casas particulares otras nueve personas. Pero este dato varía muy rápido y probablemente se queda corto, admitió este jueves la consellera de Bienestar Social, Bàrbara Torrent, quien espera que en los próximos días más familias que están en casas particulares solicitarán alojamiento en el albergue, que tiene una capacidad de 24 plazas. También el colectivo de ucranianos en Menorca, con contactos en su país para facilitar la salida de civiles, espera que lleguen a la Isla otras dos familias. De momento, tal y como confirmó Torrent, no han llegado menores no acompañados a Menorca, todos lo hacen dentro de su núcleo familiar.

Integración

El proceso de adaptación, a pesar de lo traumático de la situación, está siendo muy rápido para los refugiados ucranianos, gracias al mecanismo de protección temporal activado por el Gobierno central en cumplimiento con la directiva de la Unión Europea. De hecho, hay tres mujeres que ya han encontrado trabajo en la Isla. Consell y Fons Menorquí de Cooperación trabajan junto con la Cruz Roja, la entidad humanitaria encargada de gestionar la acogida a los refugiados, una competencia estatal. El primer paso siempre es ir a la Policía Nacional para activar la protección temporal y tener así los permisos de residencia y de trabajo. En este apartado, Daria Iegonova, portavoz de los ucranianos residentes y que ayuda a compatriotas a instalarse, afirma que «recibimos mucha ayuda tanto por parte de la Policía como de la Dirección Insular», y agradece esta colaboración.

Plataforma EU4UA

La plataforma que pone en contacto refugiados con anfitriones, EU4UA, también ha aumentado el número de familias que se ofrece para acoger personas que huyen del conflicto. Ahora mismo cuenta con once familias de Menorca ya registradas, según informó Arnaud Devigne, uno de los impulsores de esta herramienta tecnológica para ayudar a los civiles de Ucrania. Inscribirse en dicha plataforma es sencillo (www.eu4ua.org), solo hay que registrarse con el mail o cuenta de Google, describir el alojamiento de que se dispone, situación, capacidad y fotos, y la plataforma pone a la familia en contacto con refugiados inscritos.