Imagen de una gasolinera de Ciutadella.

El PP presentará en todos los ayuntamientos de Menorca mociones para reclamar al Gobierno que baje los impuestos de electricidad y combustible, ha anunciado este viernes la formación política.

Los conservadores han expresado en un comunicado la necesidad de obtener esta rebaja fiscal, con el objetivo de combatir la inflación de precios agravada con las consecuencias de la invasión de Rusia a Ucrania. De hecho, la moción habla explícitamente del conflicto bélico: «La agresión militar ha acentuado la emergencia energética en la que España está instalada desde el pasado mes de junio, frente la inactividad del Gobierno, que no ha acertado con las medidas».

La moción cuenta con un total de ocho puntos, entre los cuales destaca instar al ejecutivo de Pedro Sánchez a reducir el Impuesto Especial a los Hidrocarburos a los niveles mínimos aplicables por la directiva europea o aplicar un IVA superreducido del 4% a la luz, el gas natural y la calefacción.

Por otro lado, proponen reducir el gasto improductivo de las administraciones para acompañar la bajada de los impuestos, y rechazar la armonización fiscal que pretende, según el PP, llevar a cabo el Govern Balear.

Finalmente, también se incluye seguir el ejemplo de países como Portugal, Alemania, Francia o Italia, que han puesto en marcha sucesivas bajadas para apoyar las rentas medias e impulsar la recuperación de sus respectivas economías.