El balance de 2021 se ha presentado este viernes en el Consell de Menorca. | Gemma Andreu

Los productores de queso con Denominación de Origen Mahón-Menorca elaboraron 2.966.112 kilos el año pasado, que supusieron un total de 956.586 piezas, y comercializaron 2.377.634 kilos, según los datos facilitados por el Consejo Regulador este viernes.

El 22% del queso se comercializó en Menorca, el 44 % en las otras islas de Baleares, un 12 % en Cataluña, un 10 % en el resto de la península y un 12 % fueron exportaciones.

El presidente del Consejo Regulador, Bosco Triay, ha indicado que estos resultados revelan que la comercialización del queso Denominación de Origen Mahón-Menorca se está recuperando y se acerca a las cifras de 2019.

«Solamente estamos en cifras inferiores en un 5% con respecto al 2019, ya que venimos de unas pérdidas del 24% en 2020. Somos optimistas de cara el futuro, especialmente por las ayudas que llegarán, y estamos muy satisfechos de la unión de todo el sector que nos ha permitido salir adelante», se ha congratulado en la rueda de prensa efectuada este viernes en el Consell de Menorca.

Por su parte, el conseller de Economía y Territorio de Menorca, Bep Pastrana, ha apuntado que la próxima convocatoria de ayudas aumentará este año de 85.000 a 300.000 euros para la comercialización, promoción y apertura de nuevos mercados.

«Tenemos un amplio abanico de oportunidades, como por ejemplo la producción que se está llevando a Japón, que es prácticamente insignificante. Creemos que son mercados con poder adquisitivo e interesantes para Menorca, así como China que tiene más de 1.200 millones de personas», ha señalado.