En la reunión estuvieron representadas las administraciones y los cuerpos de seguridad | Josep Bagur Gomila

El Ayuntamiento de Ciutadella solicitará al Govern balear que envíe al menos 30 policías locales de Mallorca e Eivissa y Formentera para que refuercen la seguridad de las próximas fiestas de Sant Joan si, como parece, recuperan su celebración el próximo mes de junio.

La petición de estos refuerzos extraordinarios fue el acuerdo más significativo adoptado este viernes por la junta de seguridad, reunida en Can Saura, en esta ocasión también con presencia de los grupos de la oposición. En principio, el Ayuntamiento trabaja bajo el supuesto de que Sant Joan se va a poder desarrollar sin más restricciones que las que ya marcaban los límites del aforo en los actos tradicionales en su última celebración en 2019, salvo que la evolución de la pandemia implique nuevos cambios.

De esta forma el plan director de seguridad mantiene las pautas con los mismos dispositivos de seguridad de este precedente, pero con el aumento de los policías locales que vengan de Mallorca o Eivissa, si el Govern accede a la petición haciéndose cargo el Ejecutivo de los gastos de desplazamiento y estancia.

Los policías locales se desplazarían a Menorca para trabajar en Ciutadella entre el 23 y el 25 de junio, y se sumarían a la dotación local disponible en el municipio en su totalidad, más los agentes de los otros pueblos de Menorca que quieran venir a Sant Joan voluntariamente, en virtud de los acuerdos entre los ayuntamientos para el pago de sus servicios. El Ayuntamiento fija en 130 el número de policías necesarios para cubrir las necesidades que marca el Plan Director de San Joan, y su intención este año es llegar a cumplirlo en su totalidad, lo que no ha sucedido en las ediciones anteriores.

Además, la junta de seguridad acordó, a través de la Direccion Insular de la Administración General del Estado, solicitar que la presencia de los policías nacionales también se incremente en el número de efectivos que acude cada año -25 agentes de la Unidad de Prevención y Reacción vinieron en 2019- y que además permanezcan desde la Vetla des Be hasta Sant Joanet, del día 17 al 26 de junio, para reforzar la seguridad ciudadana dado que se prevé una afluencia similar a la de 2019.

El Ayuntamiento también aprovechó la junta de seguridad para pedir la presencia de refuerzos de Protección Civil de otros pueblos de la Isla, y del resto del Archipiélago. En la reunión se incidió en en el compromiso municipal de trabajar con las navieras para realizar tareas de concienciación entre los visitantes que lleguen a la ciudad y controlar el consumo de alcohol en los barcos.