Gonzalo Bernardos, este martes, durante su intervención | Josep Bagur Gomila

El economista Gonzalo Bernardos afirma que no hay en España una zona con mejores perspectivas económicas que Menorca. Por eso está convencido de que existe una gran oportunidad para el crecimiento económico, si es lo que quieren realmente los menorquines. «Es una decisión que deben tomar, sabiendo que, como en todo, hay costes a asumir». Esta fue una de las tesis de la conferencia que ofreció este martes en el Club Marítimo de Mahón, en un acto de los «Encuentros con empresarios en positivo», que organizan Onda Cero y CaixaBank.

El profesor de Economía más conocido de la televisión precisa un poco más la forma de aprovechar esta «gran oportunidad». La tendencia al teletrabajo va a más entre empresarios y ejecutivos de empresas que pueden ver en Menorca un lugar de residencia muy apetecible. Además las plataformas digitales son un motor económico y un lugar con el atractivo de la Isla podría aspirar a ellas. «¿Les interesa?», nos pregunta. Si es así, «¿están dispuestos a renunciar a los alquileres bajos?, ¿aceptan crecer un 15 o 20 por ciento en población en quince años?, ¿van a subvencionar rutas aéreas para que comuniquen la Isla con el exterior todo el año?». Añade que para esa transformación habría que impulsar de forma decidida la construcción de viviendas. Y comenta que, por ejemplo, Barcelona y Catalunya en general son un mercado próximo cuyos habitantes están convencidos que el paraíso se encuentra en Menorca. Y concluye: «La conservación del medio ambiente no es incompatible con el crecimiento».

Para empresarios

La audiencia de este foro de Onda Cero y CaixaBank estuvo formada este martes principalmente por empresarios. El director territorial de la emisora de radio, Juan Carlos Enrique presentó el acto, que contó con la presencia de Susana Mora, quien destacó que las buenas perspectivas económicas de la Isla se deben al buen trabajo de los empresarios. La directora territorial de CaixaBank, Mari Cruz Rivera, también se refirió a la resiliencia social y empresarial y destacó la capacidad de recuperación de la economía. Planteó tres motivos para el optimismo: el ahorro de las familias, la inversión con fondos europeos y la superación de la pandemia con una actividad que cada vez se acerca más a los datos de 2019.

La vicepresidenta de CAEB, Joana Mora, planteó los obstáculos a vencer para la recuperación, como son la falta de personal cualificado, la posible escasez de productos y el problema de la vivienda. También pidió que «no se demonice al sector de la construcción».

Inflación y burocracia

Gonzalo Bernardos cree que la inflación es un problema que se resolverá en poco tiempo, mientras se muestra más preocupado por el bajo nivel de ejecución de los fondos europeos, lo que atribuye a la ineficacia de la gestión pública. Fue más explícito al plantear que sean los bancos los que se encarguen de la distribución de los fondos europeos, como se ha hecho con los créditos ICO. Le preocupa que la lentitud en la gestión pública frene la transformación de la economía a la que van destinados «los 140.000 millones caídos del cielo».