Las viviendas tendrán producción energética propia | Manolo Barro

1

Felicitaciones propias y repartidas entre unos y otros fueron el denominador común de una jornada que la alcaldesa de Es Migjorn, Antònia Camps, calificó como trascendente. Se trataba este viernes de la puesta en marcha de la primera promoción de vivienda pública para alquiler que se va a construir en el pueblo, gracias a la cesión del solar de 801 metros cuadrados que ha hecho el Ayuntamiento al Govern.

Camps, junto a la presidenta del Govern, Francina Armengol, la del Consell, Susana Mora, y el conseller de Vivienda, Josep Marí, colocaron la primera piedra simbólica de la promoción que tendrá cuatro pisos de una habitación y cinco de dos, con un plazo de ejecución de 15 meses. La obra la levantará Antonio Gomila SA con un presupuesto que roza el millón y medio de euros. Alrededor de 15 personas ya han registrado su petición para optar a uno de estos pisos en las oficinas del Ibavi, en Maó, ha revelado la alcaldesa.

Camps quiso recordar el esfuerzo del Consistorio en la compra del solar y la implicación del anterior conseller balear, Marc Pons, «porque siempre estuvo a nuestra disposición al inicido de este proyecto», además de agradecer al Govern y al Consell que esta promoción se haga realidad.

Tanto Marí, como la presidenta delGovern, y Toni Montes, uno de los tres arquitectos que han diseñado el edificio, destacaron los criterios de sostenibilidad y suficiencia energética con que se harán las viviendas. Se instalarán 30 placas fotovoltaicas para autoabastecerse.

En su intervención Armengol presumió de las políticas de vivienda de su ejecutivo, que han sido una prioridad con la Ley de Vivienda, aseguró, gracias a la colaboración entre instituciones. «En este tiempo se ha construido en todas las islas con la intensidad más alta de toda la historia de la democracia». Destacó que los 9 pisos de Es Migjorn siempre serán de protección oficial «y la especulación no tendrá cabida porque la vivienda es un bien social y no de mercado». Será cuando haya más vivienda pública que podrá bajar el precio del mercado, dijo. «Hace falta más y lo haremos». Se refirió a que la empresa privada ha de construir a precio tasado y dijo que el Estado «nos ha de dar amparo para poner topes a los alquileres».