Imagen de archivo de una campaña de donación de sangre en Ciutadella.

0

Las donaciones de sangre aumentaron el pasado año en Menorca un 16,8 por ciento, se trata del doble del incremento registrado en Balears, que han aumentado un 8,3 por ciento.

En Menorca se hicieron un total de 3. en 103 campañas, por las cerca de 38.000 donaciones efectuadas en todo el archipiélago, con las 1.209 campañas en lugares distintos de las Islas, según datos de la Memoria Anual del Banco de Sangre, presentada este lunes.

Según los mismos datos, difundidos en nota de prensa, un total de 21.751 personas de Balears se animaron a donar, el 2,7% de la población balear en edad de donar. De estas, 2.184 donaron sangre por primera vez.

De los 42.915 ofrecimientos atendidos (un seis por ciento más que en el año anterior), se han conseguido 37.889 donaciones de sangre (incluidas 3.778 donaciones por aféresis), lo que supone un aumento del 8,3% respecto al ejercicio anterior.

La media de donaciones por colecta llegó a 31, diez más que en 2019. La tasa de donación es de 47 donaciones de sangre por cada 1.000 habitantes de entre 18 y 66 años, que es la franja de edad en la que se puede ser donante.

Por islas, en Mallorca se obtuvo el 85,6% de las donaciones de sangre de Baleares, un total de 32.417 (un 5,4% más que en el año anterior), en 1.028 campañas y en las Pitiusas se han organizado 78 campañas en las que se consiguió el 6,1% de las donaciones en las islas, concretamente 2.314, un 51% más que el año anterior.

El municipio con mayor tasa fue Búger, con 83,9 donaciones por cada 1.000 habitantes, seguido de Ferreries, con 81,8.

Gracias a la solidaridad balear, el archipiélago ha sido autosuficiente por decimotercer año consecutivo.

Se han distribuido 33.489 concentrados de hematíes para transfusión (7,7% más que en 2020) y 6.040 unidades de plaquetas (0,8% más). De la totalidad de plasma obtenido, 1.089,90 litros (el 9,8%) se destinan a transfusión y 10.010,99 litros (el 90,2%) a la obtención de medicamentos.

De estos medicamentos, se han enviado a los hospitales 19.119 viales de albúmina, 3.933 viales de gammaglobulinas y 1.247 viales de prolastina.

Bancos de tejidos

Por otro lado, el Banco de Tejidos obtuvo 1.116 unidades de tejido osteotendinoso gracias a la solidaridad de las familias de 22 donantes fallecidos.

Los tejidos distribuidos permitieron 1.179 implantes a 908 pacientes, lo que representa una subida del 23,4% respecto del año anterior.

Las donaciones de córneas han aumentado un 30%; se han conseguido un total de 108 y se han distribuido 82 córneas. 72 madres donantes dieron 429,58 litros de leche el año pasado que han servido para suministrar 349,25 litros de leche materna (un 27% más que en 2020) para 137 neonatos, fundamentalmente bebés de peso extremadamente bajo, inferior a 1.500 gramos. Esta cifra es la más alta de la historia del Banco de Leche Materna.

Por otra parte, el año pasado, según han destacado, el Banco de Sangre y Tejidos recibió dos premios nacionales. Por un lado, el Premio Nacional de promoción de la donación de sangre de la Sociedad Española de Transfusión Sanguínea (SETS) y, por otro lado, el Premio al mejor resultado de investigación del XLI Congreso de la Sociedad Española de Medicina Familiar y Comunitaria (SEMFYC).

También participa en cuatro proyectos de investigación y se han logrado nueve publicaciones en revistas científicas.

Además, el Banco de Sangre se sometió a varias auditorías. Por un lado, internas, de seguimiento del cumplimiento de los requisitos de la Norma ISO 9001:2015, auditoría documental de Grifols, auditoría de recertificación del CAT y de renovación de la autorización sanitaria de funcionamiento de la Consejería de Salud y Consumo. A escala institucional se auditaron las cuentas anuales.