El conseller Miquel Mir en la presentación del plan de la Illa de l'Aire | GOIB

17

El Plan de gestión Natura 2000 Illa de l'Aire permitirá el acceso al espacio protegido de grupos de un máximo de diez personas, únicamente por el camino que une el faro con el embarcadero de Es Racó de s'Alga, además de analizar la frecuentación del itinerario y definir la regulación del uso con la posibilidad de establecer cierres periódicos o permanentes mediante la debida señalización.

Ésta es una de las medidas que prevé el documento, que se aprobará previsiblemente el próximo lunes en el Consell de Govern, cuyo objetivo es aumentar el conocimiento científico y ecológico de Illa de l'Aire y frenar las presiones y amenazas producidas por la actividad humana, tanto en el ámbito terrestre como en el marítimo, según ha destacado este viernes el conseller de Medio Ambiente y Territorio, Miquel Mir, durante la presentación del plan en Menorca.

Por otro lado, el plan establece la elaboración de un protocolo de bioseguridad para evitar la llegada a Illa de l'Aire de roedores, serpientes y otros vertebrados alóctonos con potencial invasor y depredador, con actuaciones de prevención, vigilancia y de ejecución de respuestas ante incursiones.

En relación a las actividades permitidas en el entorno marino, se podrán instalar un máximo de tres puntos de fondeo ecológico destinados a la actividad de buceo recreativo. Además, se prohíbe el fondeo de embarcaciones sobre las praderas de seba y fondos de maërl o coralígeno, que se unen a la prohibición de fondear sobre las praderas de posidonia.

Por su parte, el futuro campo de fondeo a instalar, y que gestionará Ports, tendrá un máximo de 25 puntos de fondeo de los que al menos la mitad estarán destinados a embarcaciones de eslora reducida. En un radio de influencia de 500 metros alrededor de la isla, solo se permitirá el uso de los altavoces de las embarcaciones siempre que se haga a un volumen que no pueda perturbar a la fauna ni generar molestias a otros usuarios de las zonas de fondeo.

Finalmente se aplicarán medidas de mitigación que eviten las capturas accidentales de pájaros marinos en las artes de pesca, especialmente para la modalidad de palangre. Para ello se establece un periodo de dos años para que las embarcaciones de pesca del arte menor de palangre implementen alguna de las medidas de mitigación existentes durante los meses de febrero a julio.

Durante la presentación, el conseller ha destacado los valores ambientales de Illa de l'Aire, donde habitan colonias de todos los pájaros marinos nidificantes en el archipiélago, como es la pardela balear, especie en peligro de extinción que tiene en la Illa de l'Aire una de las dos únicas colonias de cría en Menorca.

Asimismo, ha remarcado que es también un enclave importante para muchas especies de pájaros migradores. En total, nidifican entre 13 y 16 especies de interés comunitario, en función del año, y hay presentes más de 45 especies que utilizan la isla y el espacio marino como zona de concentración. En paso migratorio, se han anillado individuos de un total de 115 especies, aunque el número que pasa en migración por la isla es algo más grande.

Mir ha subrayado además que en la isla se han identificado 13 especies de invertebrados endémicos y que habitan en densidades muy elevadas, casi únicas a nivel mundial.

En cuanto al espacio marino que rodea la Illa de l'Aire, la calidad e importancia de esta zona se basa en la presencia de hábitats como las praderas de posidonia y seba, los arrecifes y las cuevas marinas sumergidas. En total, se han detectado 12 Hábitats de Interés Comunitario (HIC) en el ámbito del Plan de gestión.