Imagen del minuto de silencio en la sede del Consell de Menorca. | Gemma Andreu

Todos los ayuntamientos de Menorca y el Consell han parado su actividad este mediodía para guardar cinco minutos de silencio en recuerdo del 25 aniversario del asesinato de Miguel Ángel Blanco, concejal del PP de Ermua secuestrado por la banda terrorista ETA. La convocatoria responde a un llamamiento de la Federación Española de Municipios y Provincias, que ha pedido extender el recuerdo a todas las víctimas del terrorismo.

Todos los ayuntamientos, como el de Maó, se han adherido a la convocatoria de la Federación Española de Municipios y Provincias.

En el caso de la Isla, las concentraciones se han realizado frente a los edificios consistoriales y en la sede del Consell en la Plaça Biosfera de Maó. Allí han compartido espacio representantes de partidos políticos, encabezados por la presidenta Susana Mora (PSOE), el vicepresidente Miquel Àngel Maria (Més), la portavoz de la oposición Misericordia Sugrañes (PP) y el conseller Eugenio Ayuso (Ciudadanos).

Desde la máxima institución insular señalan que este acto, además del homenaje a Miguel Ángel Blanco, quien fue asesinado el 13 de julio de 1997, «es además una muestra de solidaridad con todas las víctimas del terrorismo y de repulsa a cualquier clase de acto terrorista». El Ayuntamiento de Es Castell, por su parte, recuerda que el asesinato del concejal de Ermua «fue un crimen terrorista que, por su crueldad, conmovió a la sociedad española y de todo el mundo».