Vista general de la urbanización del Arenal d'en Castell. | Gemma Andreu

Entre las 7.30 y las 11.40 horas de este lunes, alrededor de mil abonados de las urbanizaciones del Arenal d'en Castell y Punta Grossa han sufrido un corte en el suministro de agua potable. La empresa suministradora, Castellosa SL, ha procedido a una reparación en la tubería general, después que el viernes se detectara una fuga. Ahora, esperan que en las próximas vaya llegando agua a todos los usuarios.

Vecinos y comerciantes de estas zonas han manifestado sus quejas y su preocupación por unas averías que «son muy constantes, hay problemas una vez al mes, o cada mes y medio». Además, denuncian, «los cortes se producen sin avisar», por lo que pone en aprietos en caso de negocios como los de restauración. Otra avería tuvo lugar, recuerdan, el 15 de junio pasado, cuando hubo que sustituir la bomba de un pozo. Entonces, algunos tardaron 12 horas en recuperar el caudal de agua, pero otros, aseguran, llegaron a estar hasta 23 horas sin suministro.

Desde Castellosa SL, su responsable en Menorca, Álvaro Fernández, ha señalado que «al detectar la avería el viernes, vimos que podíamos esperar al lunes, y durante el fin de semana hemos ido avisando, por correo o por WhatsApp, a todos los abonados que hemos podido». Eso sí, lamenta, «algunos no nos quieren dar sus correos o teléfonos, y así es difícil comunicarnos con todos».

En esta ocasión, el problema se ha resuelto, según Fernández, en «solo cuatro horas» para resolver una avería en una red de distribución que «no se hizo correctamente, las juntas pierden y cuando sube un poco la presión, revientan las tuberías».