El puerto de Fornells es la base de la nueva embarcación de vigilancia del Consell de Menorca | Josep Bagur Gomila

El puerto de Fornells es la base de la embarcación de vigilancia del Consell de Menorca que se unirá al dispositivo del Govern balear para velar por la conservación de la posidonia. Desde este verano el operativo de embarcaciones de vigilancia cuenta con cinco barcas: dos cubren la costa sur de la isla, otra está situada en el Parque Natural de la Albufera des Grau, una nueva incorporada por el Govern que también tiene base en Fornells y la última incorporación del Consell. Todas son coordinadas por un operativo que centraliza los avisos sobre embarcaciones mal fondeadas que puedan afectar a la posidonia.

El conseller de Medio Ambiente de Menorca, Josep Juaneda, ha resaltado la relevancia de la actuación. «Es muy importante aumentar el dispositivo de vigilancia y asesoramiento para la protección de la posidonia, un paso más para preservar el entorno, el medio marino, y un claro ejemplo de la relevancia que tiene la colaboración entre administraciones», ha indicado en un comunicado.

«Menorca necesita una gestión diferenciada en tanto que es Reserva de la Biosfera y garantizar la protección de la posidonia, clave para mantener el equilibrio entre la actividad humana y la conservación de la isla», ha añadido.