Las peluquerías de Ferreries, como la de la imagen, carecen de agua para atender a sus clientes. | Josep Bagur Gomila

El Ayuntamiento de Ferreries ha restablecido de forma provisional el suministro de agua esta tarde después de estar toda la mañana trabajando en la zona donde se ha detectado la fuga que, desde el domingo, afecta al abastecimiento en todo el casco urbano.

La avería es complicada y, según explica la alcaldesa, Joana Febrer, todavía no es posible anunciar cuándo se podrá reparar de forma definitiva. De momento, después de estar toda la mañana sin agua, se ha decidido abrir de nuevo el suministro hasta el martes por la mañana a baja presión.

Esta falta de presión en la red implica que algunas calles pueden seguir teniendo problemas para que les llegue el agua en las horas de mayor demanda.

Nuevo corte este martes

La previsión del Ayuntamiento de Ferreries es retomar los trabajos el martes, a partir de las 7 de la mañana, cuando se volverá a cortar el agua en todo el pueblo. Hasta entonces se procederá a preparar el material necesario para que, una vez excavada la zona donde se ha localizado la avería, se pueda trabajar en la reparación.

Noticias relacionadas

La situación afecta de lleno a la actividad económica y a las familias del pueblo, principalmente las que viven en casas antiguas sin cisternas ni acumuladores, obligados a almacenar agua en cubos o acudir al supermercado a comprar garrafas. Bares, panaderías y peluquerías son algunos ejemplos de sectores que están siendo perjudicados.

La causa más probable de la rotura de la conducción que lleva el agua potable al pueblo es un desprendimiento. Tal como ha venido informando Menorca-Es Diari a sus lectores, la incidencia se localiza en la conexión entre los pozos municipales de Biniatrum y Calafi con los depósitos municipales de Son Telm.

Los servicios municipales detectaron la incidencia a primera hora del domingo, si bien el agua no se cortó hasta mediodía. La brigada municipal se movilizó para desbrozar y excavar la zona afectada hasta localizar dónde se producía la fuga. La rotura se ha producido en una zona de difícil acceso para la maquinaria, lo que ha hecho que las tareas de reparación se compliquen más de lo habitual.

El domingo sobre las seis de la tarde se volvió a dar suministro de agua de forma provisional con tal de concretar el origen de la fuga, en concreto para verificar la sospecha de que la rotura estaba debajo de una roca localizada con la excavación. Una vez retirada, se volvió a cortar el servicio para seguir con la reparación hasta bien entrada la noche, cuando fue necesario interrumpir los trabajos por la falta de visibilidad.

Noche con agua a baja presión

Durante la madrugada del domingo al lunes el suministro de agua se ha restablecido de forma provisional en el casco urbano, a baja presión para evitar una pérdida mayor por la fuga. Desde el Ayuntamiento de Ferreries informan que es posible que durante los momentos de más consumo en algunas calles tengan problemas para recibir el agua por esta falta de presión.