La fachada del Ayuntamiento de Maó permanecía este miércoles por la noche encendida pasadas las 22 horas. | Gemma Andreu

Los ayuntamientos de Maó y Ciutadella han optado por mantener encendidas las fachadas de sus casas consistoriales a pesar de la entrada en vigor este miércoles del primer paquete de medidas del plan de ahorro energético del Gobierno, que incluye el apagado de la iluminación exterior de comercios y edificios públicos a partir de las 22 horas.

Desde el Ayuntamiento de Ciutadella interpretan que la nueva normativa exime del apagado a los monumentos. El tercer teniente de Alcaldía de Ciutadella, José López, responsable del mantenimiento y mejora de la vía pública, explica que la cuestión ha sido objeto de debate en el seno del equipo de gobierno ante las dudas que genera el decreto y que la decisión es en todo caso reversible.

Hasta el momento se ha concluido que las Casas Consistoriales son además de sede administrativa, un Bien de Interés Cultural (BIC) y uno punto de atractivo turístico que probablemente sea de los más fotografiados del municipio. En el caso de Ponent también se ha decidido mantener encendido el obelisco dela Plaça des Born.

La plaza de Maó quedaría a osculars

En lo que respecta a Maó, el alcalde, Héctor Pons, difiere de esa interpretación del decreto. Consideran que precisamente va encaminado al apagado de las luces ornamentales. En su caso la razón de que en el primer día de aplicación de la medida la casa consistorial estuviera iluminada es de necesidad de alumbrado público. Explica que los proyectores que iluminan el edificio sirven además para alumbrar la Plaça Constitució y que de apagarlos a las 22 horas, la plaza quedaría prácticamente a oscuras, al nivel de cuando se celebra el pregón de las fiestas.

En estos momentos están analizando las opciones -como apagar alguno de los focos- para poder cumplir con el decreto sin afectar al correcto alumbrado público de la céntrica plaza, en la que a las 22 horas hay negocios de restauración con terrazas abiertas. Las luces de la fachada del Ayuntamiento no están encendidas toda la noche.