La campaña va dirigida, principalmente, a los locales de ocio nocturno | M.J.U.

6

Implicar a los profesionales que trabajan en locales de ocio y hoteles de Menorca en aras a prevenir y erradicar actitudes y comportamientos machistas y LGTBI fóbicos, es el objetivo que persigue la nueva iniciativa del Consell.

El departamento de Bienestar Social, que dirige la consellera Bàrbara Torrent, a través del Servicio de Igualdad y Diversidad, ha elaborado un protocolo de actuación para que los profesionales de estos establecimientos lo pongan en práctica ante posibles comportamientos machistas y actitudes sexistas, y frente a agresiones sexuales.

«La respuesta de estos trabajadores puede resultar fundamental si advierten estos comportamientos para apoyar a las víctimas», explica la consellera.

Este protocolo de prevención, detección y actuación ante violencias de este tipo en los entornos de los lugares de ocio nocturno de Menorca contempla la adhesión de los locales mediante la firma de un documento. El Consell les hará entrega del distintivo con la leyenda:«Espai lliure de violències masclistes» para que lo coloquen en un lugar visible. También informará a PIME, CAEB y Ashome para que lo trasladen a sus asociados.

Los locales adheridos a esta campaña adquieren el compromiso de promover espacios públicos libres de estas violencias machistas y LGTBI fóbicas «para que todas las personas puedan sentirse libres y seguras, se respeten sus derechos y libertades».

El protocolo supone un modelo común de respuesta ante cualquier tipo de agresión machista o comportamiento sexista que ocurra en el local.

La prioridad siempre será la atención a la víctima preguntándole si necesita ayuda y manteniendo una actitud de vigilancia por si la situación se puede agravar. En ese caso los profesionales del local deben llamar al 112. En ningún caso se debe dejar sola a la víctima, tanto en una agresión sexista como física o sexual.