Nadiya Popel desempeña su cometido de formar telemática, desde su casa. | Archivo

Nadiya Popel es la médico que está al frente de la Unidad de Calidad del Hospital Mateu Orfila. La doctora ucraniano-española, célebre por posicionarse contra las vacunas de la covid-19, desempeña paradójicamente un cometido de notable responsabilidad en el mismo hospital que la expedientó por motivos disciplinarios, lo que le valió una sanción cautelar de suspensión de empleo y sueldo durante cuatro años.

Popel, readmitida a mediados de julio por auto judicial que suspendía las medidas cautelares de la Conselleria de Salud hasta la celebración del juicio, alegó tras firmar su reincorporación a la plaza que ostenta en Urgencias, que no podía utilizar la mascarilla obligatoria en este tipo de instalaciones. El hospital decidió que se sometiera a diversas pruebas para contrastar los informes de la medicina privada que aportó la doctora, por los que quedaría exenta de utilizar la mascarilla debido a las secuelas del cáncer que padeció en el rostro hace unos años.

La elaboración de todas las pruebas todavía se demorará hasta mediados de septiembre, al menos, por lo que el hospital resolvió otorgarle este nombramiento al frente de la Unidad de Calidad, de forma transitoria, hasta que decida sobre el uso del barbijo.

Noticias relacionadas

El puesto designado responde, con toda probabilidad, a la decisión del centro hospitalario de evitar la presencia de la doctora en el hospital. Trabaja desde su casa elaborando protocolos de calidad para los diferentes departamentos del centro, y por tanto, mantiene reuniones telemáticas periódicas con la gerencia y la dirección médica.

La doctora que se atrevió a manifestarse en contra de las vacunas de la covid 19 en una entrevista a este diario en abril de 2021, lo que originó el expediente y las sanciones del Govern y el Colegio de Médicos de Balears, declinó ayer valorar su nuevo trabajo. «Es una información que debe dar el hospital y no yo, que soy una empleada». Sí confirmó que continúa con las pruebas de la sanidad pública que confirmen los informes de médicos y centros privados en los que se avala que no puede utilizar la mascarilla porque podría causarle problemas respiratorios, entre otros efectos negativos.

La Unidad de Calidad está incluida en el organigrama del hospital. Tiene una dependencia orgánica directa de la gerencia y de la dirección medica y su propósito es velar por la calidad de la asistencia prestada y del cumplimiento de los requisitos de calidad y seguridad clínica.

Salud matiza: «Está de apoyo a la unidad»

Desde el Área de Salud de Menorca han manifestado este lunes que no existe un nombramiento formal de Nadiya Popel como responsable de la Unidad de Calidad del hospital y que actúa como «miembro de apoyo» de la misma. Una versión que contradice la doctora, quien recuerda que en el departamento solo están ella con titulación de médico y una enfermera. De hecho recuerda que ha sido autorizada para reunirse con todos los jefes de departamento para el desarrollo de sus funciones.