El verano de 2022 deja dos nuevos récords, el de mayor número de visitantes y el de mayor gasto turístico en un solo mes

El pasado mes de julio se saldó en la Isla con un nivel de gasto turístico sin precedentes, no ya en un mes de julio, sino en cualquier mes que se quiere comparar de la serie histórica. Los 361,06 millones de euros que desembolsaron los turistas para sus vacaciones en Menorca suponen un incremento del 46,2 por ciento en relación al año pasado y, lo que es más significativo, del 5,4 por ciento en relación a julio de 2019, antes de la covid, el año que marcaba hasta ahora el mayor registro en este indicador en un julio.

Detrás de ese incremento global del gasto turístico, el detalle de la encuesta Egatur publicada este jueves por el Institut d’Estadística de Balears (Ibestat) esconde diferencias reveladoras entre los mercados nacional y extranjero, este último con una gran preponderancia tanto por la mayor presencia de visitantes de fuera de España como por el mayor desembolso por persona que han protagonizado los turistas internacionales. Cerca del 69 por ciento del gasto global (se tienen en cuenta viaje, transporte en destino, alojamiento, alimentación, ocio, etc.) lo han protagonizado los extranjeros, un total 247,8 millones, casi el doble que hace un año, aunque un poco menos que en 2019. La razón, la penalización de la pérdida de negocio con los británicos en relación a tres años atrás.

Noticias relacionadas

El comportamiento de los turistas nacionales es distinto. Entre todos se estima que han gastado en julio de este año 113,26 millones, casi un cuatro por ciento menos que en 2021, cuando fueron más numerosos en la Isla, aunque la comparación con 2019 es llamativa. En el último julio antes de la pandemia se dejaron 90,72 millones, un 24,8 por ciento menos. No obstante hay que atender al gasto diario por persona para observar las tendencias de conducta en un contexto de gran inflación. Ese indicador se ha situado en el primer mes de la temporada alta actual en 105,57 euros, solo un dos por ciento más que antes de la pandemia.

Extranjeros, mucho más

En cambio en el turismo internacional, probablemente por el aumento del nivel adquisitivo de los visitantes y el cambio en la proporción de mercados de origen, el aumento del gasto individual es mucho más acusado. Este año se han dejado una media diaria de 178 euros. En julio de 2019 esa cifra no llegaba a los 157 euros, un aumento del 13,6 por ciento. La media de nacionales y extranjeros se sitúa en 146,5 euros, todavía muy alejada de los 170 euros de Mallorca y, sobre todo, de los 192,42 euros de Eivissa y Formentera.