El B-4 va en paralelo a la carretera de Sa Caleta y tiene una extensión de más de 5 hectáreas. | Josep Bagur Gomila

9

La Sareb, la Sociedad de Gestión de Activos Procedentes de la Reestructuración Bancaria, a través de la sociedad Arqura Homes, impulsa el desarrollo urbanístico del sector B-4 de Ciutadella, en la urbanización de Son Oleo. Se trata de una extensión de 50.530 metros cuadrados junto al Camí de Sa Caleta, en los que se prevé que haya un total de 150 viviendas, de las cuales 54 serán de protección oficial.

El proyecto inicial de este plan parcial se ha presentado ya ante la Comisión Balear de Medio Ambiente, que lo tramita por la vía ordinaria. El sector B-4 agrupa varios solares. El 84,54 por ciento es de la Sareb y el resto corresponde a otros dos propietarios, que se reparten el 10,08 y el 5,38 por ciento, respectivamente.

Urbanización

El B-4 se extiende entre la zona de Son Oleo y el Camí de Sa Caleta, desde la rotonda Des Peixos hasta un poco más allá de la nueva Clínica Juaneda. El plan parcial tiene en cuenta las últimas revisiones del Plan General de Ordenación Urbana y el Plan Territorial Insular. Es así que adopta un menor aprovechamiento medio del sector y aplica una densidad de viviendas por hectárea más baja. De este modo, del máximo de 202 viviendas que podrían levantarse, se contempla una reducción del 40 por ciento, reduciendo la población teórica de los 1.040 habitantes que podría acoger, a los 450 que fija la propuesta.

El solar contará con dos viales, en forma de cruz, que son la prolongación lógica de las calles ya existentes en la urbanización, Manuel de Falla y Gayarre. A partir de ahí, se proyectan 54 pisos de protección oficial, 49 pisos de venta libre, 28 unifamiliares en hilera, 16 unifamiliares más adosados y habrá también dos unifamiliares aislados. En total, 24.254 metros cuadrados, que incluirán también varios locales comerciales.

El plan parcial conserva la Torre Melià, un edificio con uso residencial incluido en el Catálogo de Protección Arquitectónica de Ciutadella. Y destina 7.968 metros cuadrados (un 10 por ciento de la superficie) al sistema local de espacios libres, parques y jardines, 6.333 metros cuadrados (42 por ciento) a equipamientos públicos deportivos y culturales administrativos, y otros 4.163 metros cuadrados se convertirán en bolsas de aparcamiento. En total, la superficie edificable no superará en el sector B-4 el 48 por ciento del total, según los documentos presentados para la aprobación de Medio Ambiente.