El precio en Menorca ahora oscila entre los 1,66 y 2,10 euros el litro, en función de la gasolina y del tipo de combustible. | Josep Bagur Gomila

Llenar el depósito de combustible del coche en Menorca es más caro que hacerlo en la Península. Es una realidad, que no es nueva, pero ahora con el precio del carburante disparado se nota más, pese a la bajada experimentada en las últimas semanas y con los 20 céntimos por litro de bonificación del Estado que se aplica desde abril.

En Menorca, el precio de la gasolina sin plomo, con datos medios de este septiembre, oscila entre los 1,659 y los 1,899 euros el litro, en función de la gasolinera, y sin el descuento. El diésel está en una horquilla de entre 1,869 y 2,095 euros el litro. Ello supone que en la Isla llenar un depósito medio de gasolina, de unos 45 litros y aplicando la bonificación de 20 céntimos por litro, cueste en la estación más barata 65,7 euros y en la más cara, 76,5. En el caso del gasóleo oscila entre los 75 y los 85 euros.

En la gasolinera más barata de la Península, situada en Alicante, la gasolina cuesta 1,39 y el gasóleo 1,58 euros el litro. Se trata de una diferencia con la más económica de Menorca de hasta 12,1 euros por depósito de gasolina y de 13 euros si es de diésel. Si se compara con la más cara de Menorca la diferencia escala hasta los 23 euros.

La diferencia con Canarias o las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla, por su tributación específica, es mucho mayor. En Tenerife, por ejemplo, llenar el depósito en la gasolinera más barata cuesta 23 euros menos que hacerlo en la estación más económica de Menorca

Fijándonos en la media, también se aprecia que el precio del combustible en Menorca es más caro. En España el precio medio de la gasolina está a 1,735 euros el litro. En Menorca, a 1,810. El del gasóleo, se sitúa en una media nacional de 1,884; en la Isla, 1,989. Si se extrapola en un depósito, en Menorca de media se paga 3,3 euros más si es de gasolina y 4,7 euros más si es diésel.

Causas

El porqué de estas diferencias se deben buscar, como en casi todo, en la insularidad y en los costes extras del transporte y la logística que acaban repercutiendo al precio final que pagan los conductores, afirma el responsable de Menorca de la Asociación de Estaciones de Servicios de Balears, Carlos Tudurí. «En la Península el transporte del combustible es más barato, ya que en las Islas tiene que llegar en barco», explica, y desde allí se canaliza hasta los depósitos de CLH, para después distribuirse a las estaciones de servicio. Además, expone Tudurí, la capacidad del depósito de CLH es limitada, adecuada al consumo de una isla pequeña. «Si en vez de venir los barcos 80 veces pudieran venir menos veces, pero con buques más grandes y con más combustible, el precio se reduciría», ejemplifica. Ante todo ello, unido a que «los precios los marca la tendencia del mercado y las grandes operadoras» los responsables de las estaciones de servicio de Menorca poco pueden hacer para contener precios y situarlos a la par de la Península. «Somos los primeros interesados en que baje. Con estos precios somos los más perjudicados, porque el margen de beneficio que tenemos es más pequeño», concluye Tudurí.