La pareja de delfines, este lunes en Cala Galdana. | Miquel Carreras

Una pareja de delfines se ha convertido este lunes en la atracción de los turistas que, después de la tormenta, han decidido acercarse hasta la playa de Cala Galdana, en Ferreries.

Los cetáceos han hecho su entrada sobre la una del mediodía y durante cerca de diez minutos han rodeado la ensenada, llegando a sobrepasar la zona de boyas, ante la atenta mirada de los bañistas que seguían la escena y la grababan con sus teléfonos móviles.

Un socorrista de la cala se ha acercado para comprobar que, en efecto, fueran delfines y no otra especie. Al final, pasado este tiempo, han vuelto a dirigirse mar adentro.

El paso de estos animales tan cerca de la costa es poco habitual. Este verano se han registrado varios avistamientos de delfines en el interior del puerto de Maó, despertando cada vez la expectación de quienes tienen la suerte de cruzarse con ellos.