Placas de hielo. Parte del granizo caído en el polígono se fue acumulando en la calle y se coló en la planta sótano, obligando a los bomberos a utilizar una retroexcavadora. | Gemma Andreu

Ocurrió este sábado, igual que el pasado 18 de agosto. O que el 10 de septiembre de 2019, o el 3 de septiembre de 2015. Y así hasta en siete ocasiones, las que el comercio de Toy Planet en el polígono industrial de Ciutadella, ha sufrido inundaciones a causa de la deficiente evacuación de aguas pluviales. Ni siquiera la mejora de la red ejecutada los últimos meses y concluida justo antes del verano, ha servido para evitar que el agua entrara en tromba, de nuevo, en este establecimiento en el edificio Son Gabriel. Es por eso que la propiedad encargó el levantamiento de una acta por parte de un notario, que servirá para demandar al Ayuntamiento, al que consideran responsable de las reiteradas inundaciones sufridas.

En esta ocasión, unas 1.100 las toneladas de agua y granizo obligaron a los bomberos a emplearse a fondo durante casi todo el día, entre las 5 de la madrugada y las 7 de la tarde. Según el oficial al mando, Llorenç Bosch, «necesitamos una retroexcavadora para quitar hielo» y estuvieron achicando agua con bombas hasta que se pudo.

gg260922004 (4).jpg

Daños ante notario

Noticias relacionadas

Todo esto lo anotó el notario de guardia, en vistas «a la demanda que interpondremos contra el Ayuntamiento, porque es responsabilidad suya que no ocurran estas cosas», señalaba ayer Martina Riudavets, la gerente de Son Gabriel Menorca SL, propietaria del inmueble. «Había un proyecto más ambicioso [diseñado por el ingeniero municipal Joan Moll y que tenía que financiar el Govern], pero se descartó por su elevado coste, y se hizo otro», concluido hace escasos meses y que no ha evitado las dos últimas inundaciones.

«El mes pasado fue por la suciedad de la calle que taponó los sumideros, y ahora ha habido hielo», lamenta Riudavets, quien requiere de «una solución a corto plazo» y con más desagües, para este enclave donde «llegan las aguas de todo el sector B-9, que no está urbanizado». Y «si no lo hacen y perdemos el inquilino, exigiremos responsabilidades al Ayuntamiento», advierte.