El acto con motivo de la celebración de la Policía Nacional en Maó tuvo lugar en la plaza Miranda | Katerina Pu

«Dentro de cada policía hay un gran héroe que no duda ante el riesgo», dijo este martes Antonio Miguel Domínguez, inspector jefe de la Policía Nacional de Maó. La frase resume los elogios que tanto los mandos como los representantes políticos que intervinieron dedicaron al Cuerpo Nacional de Policía en la recuperada celebración de su patrón, los Santos Ángeles Custodios.

Fue la jornada ideal para destacar la función de los policías en la seguridad de la Isla, pese a la  falta de efectivos en la mayoría de los casos, en dos actos organizados por las comisarías de Maó y Ciutadella, en el salón del Nàutic de Ciutadella y el mirador de la plaza Miranda, de Maó.

Menorca cuenta en la actualidad con una tasa de 3,8 agentes por cada 1.000 habitantes, por encima de la nacional, que está en 3,7, explicó Isabel López, directora insular de la Administración General del Estado, en su intervención. El dato, sin embargo, solo contempla los residentes censados, por lo que esta tasa baja a la mitad, menos de dos, en la época estival debido a que la población se incrementa en más del doble de personas. «Por eso pedimos los refuerzos que han venido en ocasiones puntuales», añadió.

López se refirió igualmente al aumento de la tasa de delitos que ha crecido en la Isla un 19,5 por ciento en el último año. «Hay que seguir trabajando más y mejor, aumentar formación y recursos personales y materiales», dijo. Por este motivo tanto ella como el jefe de Maó subrayaron la labor de los agentes y el inspector responsable del Aeropuerto, Hugo Rodríguez.

En cuanto a la esperada futura comisaría de Maó, Isabel López espera, dijo, que «este año haya una partida sustancial en los presupuestos para iniciar las obras en 2023».

Antes, el inspector jefe, Antonio Domínguez, recordó la operación Nova con 10 detenidos y 1,5 kilos de cocaína incautados, o la detención reciente de una mujer que asaltaba a gente mayor en sus domicilios, como ejemplos del trabajo silencioso pero fructífero de los agentes.

En Ciutadella el nuevo inspector jefe, Plácido Martínez, quiso poner en relieve la necesidad de mantener e impulsar los lazos y las sinergias con el tejido social y económico de la sociedad menorquina».

El alto mando también puso de manifiesto la estrecha colaboración del cuerpo con la Policía Local del municipio en el objetivo común de buscar un modelo de cercanía al ciudadano. Para ello propuso «una mayor visibilidad de las patrullas a partir de un modelo de seguridad integral, es decir, que nos impliquemos todos».

En Ciutadella los condecorados con la Cruz al Mérito Policial con distintivo blanco por su trayectoria y profesionalidad fueron el inspector jefe recientemente jubilado Luis Fernández y el agente Arturo Prieto, y en Maó los policías Ehrlich Artze y Vanesa García, junto al juez Daniel García del Mar.