7 kilómetros de muelles y pantalanes del puerto de Maó pueden quedar inundados o inoperativos por la subida del nivel del mar

La subida del nivel del mar a consecuencia del cambio climático podría dejar inoperativos hasta siete kilómetros de infraestructuras portuarias en Maó. Esta es la conclusión de un estudio elaborado por la Universidad Politécnica de Cataluña (UPC) encargado por la Autoridad Portuaria de Balears (APB) que se ha presentado en los últimos días.

En el escenario peor previsto, que tendría lugar si algunos de los grandes países emisores no adoptan políticas agresivas de mitigación del cambio climático o si continúan acciones que lo aceleran, la gran mayoría de muelles y pantalanes del puerto de Maó quedarían inoperativos e, incluso, inundados a largo plazo (entre los años 2081-2100).

7 kilómetros de muelles y pantalanes del puerto de Maó pueden quedar inundados o inoperativos por la subida del nivel del mar

Los amarres de Sa Colàrsega, el Moll de Ponent, el Moll de Llevant y el Moll de Fonduco estarían, en el peor de los casos, inundados en ese período. También quedarían gravemente afectadas la zona de la Estación Naval, parte de la Illa d’en Pinto y el área norte del port de Maó conocida como S’Altra Banda (véase imagen).

En un escenario moderado, en el que se asume que se desarrollará una gran concienciación sobre los efectos del cambio climático y se adoptarán políticas activas a nivel internacional para reducir las emisiones, igualmente quedarían inoperativos o inundados los amarres de sa Colàrsega, y de forma menor algunos tramos de las mismas zonas, los muelles de Ponent y Llevant, el Fonduco, la zona de la Estación Naval y la Illa d’en Pinto, así como algunos puntos de S’Altra Banda.

Recrecer y sustituir estructuras

Todo apunta a que, tanto a corto como a largo plazo, la subida del nivel del mar a consecuencia del cambio climático hará que se disparen los problemas de inoperatividad de las infraestructuras portuarias en Maó.

Por ello, el estudio de la UPC subraya que será necesario efectuar un seguimiento del tiempo real de inoperatividad y, en caso de ser inasumible, recrecer un mínimo de entre 20 centímetros y 110 centímetros la cota de hasta cinco kilómetros de muelles y sustituir hasta otros dos kilómetros de pantalanes fijos por flotantes.

El apunte

Adaptar a tiempo las infraestructuras, primordial para ‘salvar’ los puertos

Tras la presentación del estudio elaborado por la UPC, el jefe del área de Planificación e Infraestructuras de la APB, Antoni Ginard, subrayó que «debemos adaptarnos a tiempo para garantizar que los puertos puedan seguir cumpliendo su cometido primordial, que es el abastecimiento de mercancías y el transporte de pasajeros».

Si bien las conclusiones están basadas en escenarios climáticos futuros, las investigaciones presentadas por los profesores Agustín Sánchez-Arcilla y Joan Pau Sierra detectan tendencias y zonas susceptibles a determinados peligros. El mayor de ellos es la pérdida de operatividad e inundación de muelles y pantalanes por la subida del nivel del mar, para el cual se proponen medidas de adaptación necesarias para prevenir eventuales riesgos.