La reforma del convento fue inaugurada el pasado mes de julio | J. BAGUR

La Agencia de Estrategia Turística de las Illes Balears ha aprobado la cesión gratuita del convento de Sant Diego, que adquirió en 2005, al municipio de Alaior para los próximos diez años, según recogía el sábado el BOIB.

Desde su rehabilitación se han estado formalizando acuerdos temporales de cesión para que tanto el Ayuntamiento como el Consell hayan podido utilizar el claustro para la organización de actividades sociales, culturales y lúdicas que dinamizan al pueblo y a la Isla.

En junio el alcalde de Alaior, José Luis Benejam, realizó la petición escrita a la Aetib para obtener la cesión gratuita del emblemático espacio con estos mismos fines, por un plazo de 10 años prolongables otros 10, y el pasado jueves quedó formalmente autorizada.

El Ayuntamiento se hace cargo de todos los gastos y obligaciones tributarias que se deriven del uso del convento y queda autorizado durante la cesión para    firmar convenios de colaboración con otras administraciones para usos concretos.

Las finalidades del convenio de cesión serán la promoción cultural de Alaior y Menorca, la conservación del patrimonio histórico artístico y la información y proyección turística.