Un transeúnte pasa frente al escaparate de una tienda en Ses Moreres de Maó. | Gemma Andreu

Los vales de consumo del Consell, en su segunda tanda de este años, se agotaron en menos de siete horas tras alcanzar el límite de 2.000 descargas de 100 euros cada una. Desde la institución insular constataron que a las 16 horas del viernes ya no había descuentos disponibles para aquellas personas que visitan la página web habilitada para gestionar esta iniciativa. No se descarta, incluso, que los vales pudieran haberse agotado una o dos horas antes.

Noticias relacionadas

Ante esta sorprendente avalancha de descargas, desde el Consell aseguran que no han detectado ningún tipo de anomalía o maniobra informática por parte de algún usuario que haya acaparado buena parte de los vales. Ahora queda ver, dentro de veinte días, si esta ansia por hacerse con los descuentos se traduce en compras. Si los vales no se han utilizado entonces, se anularán para quien los tenga en su dispositivo y se volverán a ponder a disposición del conjunto de la ciudadanía.

En declaraciones a la agencia EFE, el conseller Josep Pastrana remarcó sobre la implantación de esta medida que «se trata de ir ajustando y dar con la tecla. Sabemos que ha tenido muy buena respuesta por parte de consumidores y comerciantes, y el hecho que se extienda hasta el 28 de febrero permitirá aprovechar los descuentos en la campaña de Navidad». En esta ocasión se han distribuido 20.000 vales de descuento de diez euros cada uno. Cada beneficiario podía pedir un máximo de diez.