Las viviendas se entregaron sin electricidad. | Gemma Andreu

El conseller de Movilidad y Vivienda, Josep Marí, ha defendido este martes en el Parlament balear que la última entrega de llaves del Ibavi en Maó se hizo de forma correcta, es más se adelantó sin tener las obras cien por cien acabadas para facilitar el traslado a los beneficiarios. Marí, en contra de lo que afirman los propios inquilinos, aseguró que estos fueron informados del estado de las viviendas de forma verbal y por escrito, y que el suministro de electricidad ordinario se proporcionó poco después de que se conocieran las quejas de los residentes.

Marí respondió así a la pregunta al respecto formulada por el diputado del PP Lluís Camps, quien argumentó que las deficiencias con las que se entregaron los pisos no serían toleradas por el propio Govern a un constructor particular y aseguró que el Ibavi «se parece más a ‘Pepe Gotera y Otilio chapuzas a domicilio’ que a una adminitración formal» a la hora de llevar a cabo sus promociones.

Noticias relacionadas

El conseller hizo una enconada defensa de la calidad de las promociones del Ibavi e insistió en que los usuarios no pagaron el alquiler durante el periodo de transición, hasta diciembre. «Sabíamos que había servicios por poner, se anticipó para facilitar el traslado», dijo.

Camps atribuyó lo que calificó de «fracaso» a las «prisas de ustedes por hacerse una fotografía»  con la entrega de llaves. El diputado del PP acusó también a la Conselleria y al Ibavi de haber incumplido el compromiso adquirido con los profesionales del sector de emplear madera de las Islas,«y la que han empleado procede de Suecia o incluso de Rusia, es decir, que de kilómetro cero tiene muy poco». El conseller Marí se escudó en las promociones del Ibavi en marcha y la inactividad del PP en este campo cuando gobernada.