Francesc de Borja Moll.

Vox ha pedido en el pleno del Consell de Mallorca de este jueves que se revoque el título de hijo adoptivo de Mallorca, que ostenta desde 2001, el filólogo menorquín Francesc de Borja Moll, por «su pasado falangista», en virtud de la ley balear de memoria y reconocimiento democrático.

Lo ha hecho el portavoz del partido de ultraderecha en el Consell de Mallorca, Toni Gili, a raíz de la aprobación de una ayuda de 20.000 euros a la Institución Francesc de Borja Moll, de la que Vox ha votado en contra.

«Ustedes nos traen la aprobación de una subvención olvidando intencionadamente el oscuro pasado del personaje en cuestión», aseguró Gili, para después afirmar que Borja Moll fue «un entusiasta miliciano de Falange, conocido por acatar con inusitada templanza las órdenes recibidas». Vox dice no entender que «algunos, en el pasado pleno, lloraran como plañideras al conocer la identificación de los restos de Aurora Picornell, asesinada por miembros de Falange, y hoy apoyen con 20.000 euros el legado de un falangista. Es una incoherencia, una contradicción», aseveró Gili.