Un camión de Correos frente a las oficinas de Ciutadella.

Correos ha respondido a la denuncia de la falta de personal en las delegaciones de Menorca, que los sindicatos cifraban en 18-19 trabajadores. La empresa pública asegura que en los últimos meses se ha llevado a cabo una reordenación para mejorar la logística, concentrando la actividad en su sede de Maó, para poder «consolidar todos los envíos derivados del ecommerce que el grupo postal mueve en la Isla».

Esta concentración fruto de «la transformación del modelo de negocio», ha permitido, según Correos, «optimizar los recursos materiales y humanos para favorecer un mejor servicio al poder compartir procesos de cargas, tratamiento, consolidación y reparto». Unos cambios —destaca Correos— que no solo no han menguado la calidad del servicio sino con los que también se han «respetado las condiciones laborales del personal».

Noticias relacionadas

De hecho, afirma que esta reordenación «ha permitido generar ocho nuevos puestos de trabajo, destinados al tratamiento de paquetería de la filial y al reparto de envíos». Asimismo, resalta que «Correos, como compañía pública, tiene la obligación de asignar eficientemente sus recursos, tanto humanos, como logísticos y tecnológicos» y que en «función de la producción, que es fluctuante», la compañía «adecúa la plantilla y la estructura de sus secciones al nivel de actividad real».

¿Vehículos sin ITV?

Sobre las quejas de que algunos vehículos de Correos circulaban con la ITV caducada, la empresa recuerda la problemática que existe en Menorca para pedir cita a la ITV, ya que esta debido a la saturación existente en las dos estaciones de la isla se debe reservar con tres meses de antelación. Pese a ello, asegura Correos «todos los vehículos tienen la inspección vigente o se encuentran en trámite para conseguirla» y que en caso que alguna ITV hubiera vencido «existen vehículos sobrantes para inmovilizar los que no la tengan al día», afirma Correos.