Pedro García, presidente de la entidad cuyo local está en la calle Vassallo. | Gemma Andreu

Una subvención de 150.000 euros que el lunes aprobará el Consell para el Club de Jubilats i Pensionistes Entitat Cultural de Maó permitirá a esta asociación saldar, prácticamente, la deuda que tiene contraída con una entidad bancaria desde que adquirió el local de la calle Vassallo en 2009.

Se trata del único club de gente mayor de la Isla que no ocupa un local de titularidad pública o que pertenezca a una fundación que lo pone a su disposición y además corre con los gastos, de ahí que la institución insular haya atendido su demanda para hacer frente a esta hipoteca que maniataba su día a día.

El club abona una cuota de algo más de 2.200 euros al mes, que se ha visto incrementada en unos 200 euros con el aumento de los tipos de interés. Los dos años de la pandemia, además, en los que la entidad estuvo inoperativa tuvo que realizar grandes esfuerzos para hacer frente a los pagos, explica su presidente, Pedro García, contando con las subvenciones públicas anuales del Ayuntamiento y la Federación. Cuenta con 1.350 socios pero son algo menos de la mitad los que pagan la cuota, ya que los mayores de 80 años dejan de abonarla.

La entidad solicitó la ayuda de la Conselleria de Bienestar Social que lidera Bàrbara Torrent, con la que ha venido manteniendo reuniones desde hace seis meses. «Hemos estado muy limitados los años del coronavirus, sin actividades y con pocos ingresos», de ahí la urgencia de la situación, señala García, agradecido a la aportación de la institución insular.

Con la subvención del Consell, «nos quedarán poco más de 10.000 euros de hipoteca, podremos pintar el local, cambiar parte del mobiliario y organizar más actividades a precios más asequibles para nuestros socios».

La consellera destaca la función que realiza el Club de Jubilats i Pensionistes Entitat Cultural de Maó, que se veía limitada por la alta carga hipotecaria de la que carecen los otros clubes de la Isla, para justificar la subvención otorgada.

El apunte

También asume el alquiler de otro club de Ciutadella

ElConsell también asume desde el pasado septiembre la nueva cuota de alquiler de la Associació Democràtica de Jubilats i Pensionistes de Ciutadella, en el Camí de Maó, cuyo local pertenecía a la Obra Social Sa Nostra.Ahora ha puesto un alquiler que supera los 4.000 euros mensuales del que se ha hecho cargo la institución insular hasta el año 2026 dada la imposibilidad de hallar otro local en la ciudad, de acuerdo con el Ayuntamiento.