El pabellón deportivo quedó inundado tras las intensas lluvias de principios de octubre | Josep Bagur Gomila

El Ayuntamiento de Ferreries ha reconocido que, en 2019, se realizó un informe de desperfectos y mejoras en el polideportivo municipal que, entre otras cosas, incluía puntos conflictivos por filtraciones de agua, concretamente, en la cara norte del pabellón deportivo. Por ello, el equipo de gobierno asegura que, durante 2020, se llevaron a cabo algunas reformas, quedando pendientes las acciones en dicha zona, aunque las obras, según avanzan desde el consistorio, ya están adjudicadas.

Aun así, desde la corporación municipal aclaran que las inundaciones que ocurrieron a principios de octubre y que dañaron el parqué que se estaba instalando «no se produjeron en la cara norte del pabellón». Los primeros indicios apuntan a que los desperfectos podrían ser causa de filtraciones subterráneas, según indican desde el Ayuntamiento. «El parqué estaba seco por la parte de arriba, indicando que el agua tan solo había afectado la parte inferior del pavimento», argumentan.

Estas explicaciones no son suficientes para la oposición. El portavoz del Partido Popular de Ferreries, Pedro Pons, insiste en que «la tarima nunca debería de haberse instalado sin antes acondicionar el edificio, afectado de goteras y filtraciones». En este sentido, se pregunta «por qué no se hizo caso a esos informes y siguió adelante la colocación del parqué». La respuesta del equipo de gobierno no convenció, en el pleno extraordinario celebrado el pasado lunes, a Pons.

«Viendo todos los problemas que hemos tenido con esta primera inversión ruinosa de la tarima del polideportivo, pedimos revisar el proyecto de sustitución de la hierba del campo de fútbol 7», aclara el portavoz del Partido Popular de Ferreries. Aprovechando que todavía no está ejecutado, Pedro Pons pide que se tenga en cuenta «la necesidad de habilitar el drenaje de aguas para este campo, no contemplado en el proyecto, para evitar que se convierta en una piscina, como pasa cada vez que llueve con cierta intensidad».

Desde el consistorio afirman que están trabajando para solucionar los inconvenientes derivados del cierre del polideportivo municipal «con la máxima rapidez posible». Asimismo, recuerdan que se ha encargado la elaboración de un informe a un técnico externo para poder certificar las causas y el origen de las filtraciones «para poder evitarlas en un futuro y, así, intentar evitar nuevos desperfectos».

Las siguientes acciones a corto plazo, explican, consistirán en retirar el parqué y adecuar la pista para poder utilizarla y desarrollar, allí, el máximo de actividades posibles. Posteriormente, declaran, procederán a planificar un cambio de pavimento siguiento las instrucciones del informe técnico.