El parque eólico de Milà, inaugurado en el año 2004, arrastra multitud de averías que han hecho que los niveles de producción se desplomen | Gemma Andreu

El Consorci de Residus i Energia de Menorca ha iniciado expediente sancionador contra la empresa adjudicataria del servicio de operación y mantenimiento del parque eólico de Milà, Moncobra SA. Con el procedimiento abierto trata de aportar los argumentos técnicos y jurídicos necesarios para penalizar al contratista del servicio por no cumplir con la disponibilidad mínima de los aerogeneradores a la que se comprometió cuando resultó ganadora del concurso público a finales de septiembre del año 2020.

Esta empresa firmó entonces un contrato de 45 meses de duración, hasta el previsible final de la vida útil del parque, por un importe de 473.000 euros más impuestos, tras una rebaja del 20,2 por ciento (unos 120.000 euros) sobre el presupuesto base de licitación. Además de despuntar entre los otros dos licitadores que se presentaron por su mejor oferta económica, también lo hizo por otro criterio clave, la mejora de la garantía de disponibilidad mínima de los aerogeneradores. establecida en los pliegos. El Consorci de Residus i Energia ponía el listón alto, situando el porcentaje mínimo de disponibilidad anual, el tiempo en que los molinos están preparados para generar electricidad, en el 92 por ciento. El contratista fue más allá y ofreció un 95 por ciento.

En principio parecería sencillo afirmar que no se ha cumplido con esa nivel de disponibilidad, muy ambicioso para una instalación que está construida desde el año 2004. Para ello los cuatro molinos del parque deberían haber estado disponibles prácticamente todo el tiempo y hay que recordar el largo historial de averías que arrastra el parque en los últimos meses. Valga el resumen de operación que publica el consorcio público en su web para ver que la disponibilidad media de los molinos a lo largo del año 2021 fue del 50,4 por ciento. En el año 2022 no va por mejor camino. En los informes periódicos que se publican, actualizados hasta el mes de mayo, la media es incluso inferior.

Averías

No obstante, para poder imponer una penalización el Consell tendrá que demostrar que la indisponibilidad de los molinos es atribuible a la empresa y no a causas de fuerza mayor. Cabe tener en cuenta que el contratista debe hacer mantenimiento preventivo y hacerse cargo de las pequeñas reparaciones, pero no de las grandes averías que ha venido sufriendo el parque, como la sustitución de la multiplicadora del aerogenerador número 2 o la última que amenaza con hacer caer el aerogenerador número 4, de cuya reparación se encargará precisamente Moncobra SA, aunque a través de una nueva contratación.

Si se atiende al histórico del parque eólico de Milà, se puede comprobar que de los 18 años completos de funcionamiento solo en uno, 2014, los aerogeneradores tuvieron una disponibilidad superior al 95 por ciento.

El apunte

De mal en peor: medio año con los molinos prácticamente parados

El parque eólico de Milà no levanta cabeza. Si 2021 se cerró como el año negro para la generación eólica en la Isla, con una producción anual de    2.336,1 megavatios hora, con diferencia la más baja en 18 años de historia; lo del año 2022 ya no encuentra adjetivo. Según los datos publicados por el Institut d’Estadística de Balears (Ibestat), en los diez primeros meses del año, la producción acumulada no llega a los 1.300 megavatios hora, lo que supone una reducción del 40,6 por ciento en comparación con el mismo periodo del año 2021.

Pero especialmente llamativo es el balance de producción de los últimos meses. Después de un arranque del año con una media de producción algo superior a la de 2021, a partir del mes de junio el dato se ha desplomado a niveles nunca vistos. Los molinos se han quedado prácticamente parados. Las averías y la escasez de viento han dejado valores de 28,3 megavatios hora en junio, 30,3 megavatios hora en julio, 32,2 en agosto, 12,8 en septiembre y 2,9 en octubre, un valor que estadísticamente es irrelevante ya que solo sirvió para satisfacer el 0,0078 por ciento de la demanda eléctrica de ese mes.