El Indicador de Confianza Empresarial cae este primer trimestre del año en Menorca un 0,84 por ciento respecto al cuarto trimestre de 2022, pero marca una variación interanual positiva del 10,18 por ciento. El dato es el más alto, y sobre todo estable, de las Islas, ni Mallorca ni las Pitïuses alcanzan el siete por ciento.

El empresariado menorquín es el que muestra mayor optimismo, el Indicador de Confianza Empresarial Armonizado se sitúa en este territorio en 133,6 puntos al comenzar 2023. Durante el tercer trimestre del año pasado tocó techo con 148,6 puntos alentado por el resultado de los negocios turísticos.

Sin embargo, el empresariado menorquín es el más pesimista en cuanto a la evolución de la marcha del negocio con un saldo negativo del 12,9 por ciento entre quienes reconocen que es favorable y quienes dicen lo contrario. En este apartado, solo el tercer trimestre, el de mayor actividad económica, presenta un balance favorable en el cómputo de los cinco últimos trimestres.

También se muestra pesimista respecto a la creación de empleo, un factor que se expresa en negativo, el 15,9 por ciento considera mala la situación en esta materia.

Exportaciones

El peor dato en la valoración del momento económico al comenzar en año corresponde a las exportaciones. La cuarta parte de los empresarios consultados considera que hay retroceso y las expectativas disminuyen sobre el trimestre anterior.

El apunte

Más competencia y menos demanda, factores de preocupación

Entre los factores que los empresarios señalan como causa del descenso de la confianza respecto al trimestre anterior aparece el aumento de la competencia. Lo identifica la tercera parte, un 34,12 por ciento de los empresarios consultados. Unidos a este factor se cita la debilidad de la demanda, que es apuntada por el 31,77. En tercer lugar se alude a la escasez de mano de obra adecuada, una causa que se viene reiterando en el último año desde la hostelería y la construcción, dos sectores de gran peso en el contexto económico de Menorca. Es señalado por el 29,41 por ciento de los encuestados. Las dificultades financieras (15,29 por ciento) y la insuficiencia de equipamiento (5,88) tienen menos incidencia.