La pérdida de tiempo provoca «una situación insostenible» para los profesionales. | Archivo

La opción de que el Consell se vea forzado a prorrogar un año más el contrato a Certio para seguir al frente de las plantas de la ITV en Maó y Ciutadella ha provocado la indignación de los mecánicos de la Isla que sufren los retrasos de la empresa concesionaria en las citas para pasar las revisiones de los automóviles de sus clientes.

La Asociación de Talleres del Automóvil de Menorca se muestra sorprendida porque el Consell afirme que si no tiene tiempo de preparar los pliegos para un nuevo concurso se prorrogará el contrato a Certio. «Desde 2021 esta Asociación ya planteó la preocupación del colectivo a la Conselleria de Movilidad», indica en un comunicado en el que destaca que ha ido informando de las diversas incidencias que tiene el servicio sin que se hayan solventado.

Noticias relacionadas

Los talleres mecánicos padecen la lentitud de la inspección por falta de personal e instalaciones necesarias, subraya la asociación. Acuden a diario para pasar las revisiones de los coches de sus clientes que todavía se dan con un tiempo de espera superior a las dos semanas, a lo que se añade la demora en las propias instalaciones de las ITV que cada vez se alargan más. En ocasiones, incluso, se cancelan citas el mismo día por el largo retraso que tienen acumulados los operarios, explican.

La situación es insostenible para los talleres que han de asumir el sobrecoste de las incidencias derivadas del servicio, indican los profesionales asociados. Su presidente, Juan Capella, ha pedido ya una reunión con la consellera, Montse Morlà, para buscar soluciones.

El Consell impuso una sanción de 9.000 euros a Certio a finales de año por incumplimiento del contrato debido a los retrasos y al mantenimiento de las instalaciones, que la empresa ha recurrido.