La construcción de ‘marès’ no está catalogada en el PGOU de Maó | Gemma Andreu

Las obras de construcción del aparcamiento en una parcela municipal en la zona de la Avinguda de Fort de l’Eau junto al Passeig Marítim, en Maó, han puesto al descubierto los restos de una antigua construcción para el almacenamiento de agua. «En el interior de esta construcción, parece ser un aljibe, hay una maquinaria de hierro, de escasa antigüedad, para la extracción de agua. No es nada parecido, por ejemplo, a la Sínia des Cuc que se restauró hace unos años debido a su gran valor etnológico», asegura el alcalde Hèctor Pons.

La parcela donde se construye el nuevo aparcamiento es de propiedad municipal y en el Plan General de Ordenación Urbana de Maó está calificada como área de aparcamiento, «dichos restos arquitectónicos no están catalogados ni tampoco hay ninguna figura de protección de los mismos debido a que no tienen valor patrimonial, a diferencia de la Sínia des Cuc, que fue objeto de un proyecto de recuperación con el trabajo de un equipo de voluntarios y que realmente ha quedado espectacular», apunta Pons.

Tres meses

Las obras de construcción del aparcamiento de la parcela municipal en la Avinguda de Fort de l’Eau junto al Passeig Marítim, que tiene una superficie de 1.567 metros cuadrados, se iniciaron a principios de este mes de enero y el plazo de ejecución es de tres meses. Dicho aparcamiento tendrá una capacidad para 54 vehículos, dos de los cuales estarán reservados a conductores con problemas de movilidad.

La subasta del proyecto de obras, que estaba cuantificado con un presupuesto inicial   de 85.041 euros, quedó   desierta, por lo que  el Ayuntamiento de Maó se vio obligado a proceder a la revisión de precios del mismo. Posteriormente, las obras salieron de nuevo a subasta y fueron adjudicadas a la empresa constructora Juan Mora SA por un importe de 118.800 euros, con IVA incluido.