Es Grau es una de las zonas de Maó aún sin fibra óptica en la que residen unos 200 vecinos. No obstante, otras urbanizaciones de la Isla con mayor número de camas turísticas precisan más de las soluciones alternativas para permitir una navegación similar a la fibra. | Gemma Andreu

TW
4

13 años después del nacimiento de la fibra óptica, unos 5.000 residentes y miles de veraneantes en Menorca tienen que contratar servicios de internet específicos para poder navegar a alta velocidad en casas, chalés, comercios y establecimientos turísticos radicados en el centro de Ciutadella y varias de las principales urbanizaciones que todavía carecen de esta tecnología.

Telefónica ha realizado estos últimos años diversas actuaciones de ampliación y mejora de la red de fibra óptica en núcleos como Punta Prima, Cala en Bosc, Calespiques y zonas concretas de Sant Lluís, Es Mercadal, Alaior y Maó, pero aún sigue sin cubrirse toda la Isla.

La fibra óptica todavía no ha llegado al centro histórico de Ciutadella, donde se está implantado desde hace medio año, ni a las urbanizaciones de Cala Morell, Es Grau, Sa Mesquida, Cala Llonga y algunos tramos de Cap d’Artrutx, Binibeca o s’Arenal den Castell, además de zonas rurales y núcleos rústicos diseminados.

Al menos seis operadoras locales de telecomunicaciones tratan de suplir esta carencia y ofrecer sistemas de conexión alternativos a turistas y residentes, ya sea mediante fibra aérea, la red inalámbrica Wimax o radiofrecuencia.

Cototo, una empresa local nacida durante la pandemia para cubrir la falta de fibra óptica en el casco antiguo de Ciutadella, dice servir a casi un millar de clientes en estas condiciones. 600 son viviendas y negocios del centro de Ciutadella y poco más de 300, vecinos de Cala Morell, Cala en Bosc, Cap d’Artrutx y otros núcleos de Ponent como Son Morell.

Fibralink, que convirtió a Ferreries en el primer pueblo de Menorca en tener fibra óptica, contabiliza 3.500 clientes, a los que da servicios de internet equiparables a la banda ancha. Paula Barca, directora ejecutiva de la operadora menorquina, asegura que su empresa ha acometido «una gran inversión» en la instalación de antenas para ofrecer internet de alta velocidad a estos clientes, con quienes acuerda «contratos temporales de cuatro o cinco meses» para así dar respuesta a sus necesidades de conexión en verano. Barca dice tener desplegada a través de Fibralink «la red de repetidores más extensa de Menorca», que lleva internet «hasta al mismo faro de Cavalleria».

Infotelecom utiliza la radiofibra para que buena parte de sus 6.000 clientes en toda Menorca puedan navegar a alta velocidad con internet por radiofrecuencia, un sistema de comunicación que permite conexiones similares a la fibra pero más sensible a interferencias y a las condiciones atmosféricas. La operadora fundada en 1995, una de las pioneras en la Isla, ha renovado sus estaciones base Cambium para que la tecnología Wimax o de fibra aérea permita conexiones de alta velocidad en los núcleos que todavía carecen de fibra óptica.

Lo último, internet por satélite

Telefónica también hace llegar soluciones de ultrabanda ancha a áreas diseminadas sin fibra para que puedan navegar por internet.

La última novedad es Starlink, un sistema de conexión a internet de banda ancha mediante los satélites en òrbita, pero que aún no se comercializa en Menorca.

También quedan áreas en las que la cobertura de telefonía móvil sigue sin ser la idónea. Pese a la presencia cada vez mayor de repetidores y a la llegada del 5G de última generación, la Isla sigue teniendo zonas oscuras de cobertura. Según las operadoras locales, las de telefonía móvil se ubican sobre todo en el entorno de la carretera de Fornells, el Camí den Kane o la zona sur de la costa de Sant Lluís, donde cuesta más hacer llamadas o que lleguen con rapidez los mensajes de telefonía.
En este sentido, Telefónica refuerza la cobertura en zonas vacacionales de alta densidad, como determinadas urbanizaciones del norte de Es Mercadal y el sur de Ciutadella, para atender la demanda puntual que se registra en temporada alta por la concentración de un gran número de turistas.

El 5G deja sin cobertura al 3G

La activación por parte de Telefónica de nuevas estaciones 5G ha permitido aumentar más las prestaciones de los pocos teléfonos móviles que ya utilizan tecnología de quinta generación en la Isla, pero ha supuesto a la vez el apagón automático del 3G, lo que ha generado problemas puntuales de recepción en los titulares de estos teléfonos menos modernos. El 5G ofrece velocidades de transferencia, tanto de subida como de descarga, hasta diez veces superiores al 4G y cien veces más rápidas que el 3G.