Hacia las 12 horas, Ciutadella vivió su momento álgido en cuanto a concentración de vehículos. Las plazas de aparcamiento brillaban por su ausencia | Josep Bagur Gomila

TW
36

El amanecer de un día encapotado en que las nubes tapan por completo los rayos de sol es sinónimo de inundación de turistas en los centros de las localidades insulares. Y más cuando se arranca una hoja más del calendario y entramos en el mes de julio.

Los cascos urbanos de Ciutadella y Maó, aunque especialmente el de Ponent, suelen padecer las consecuencias tanto positivas, como negativas de este tipo de situaciones habituales durante el periodo estival: los comercios acogen a una mayor clientela mientras que el tráfico dentro de la ciudad tiende a congestionarse. De esta manera, encontrar una plaza de aparcamiento se convierte en una auténtica odisea tanto para residentes, como para visitantes.

Es el caso de Ciutadella, donde la plaza de Es Born sufre un mal endémico: el efecto ratonera. Los accesos a través de vías urbanas al corazón de la localidad de Ponent se colapsan de vehículos, provocando largas retenciones que contribuyen a incrementar la sensación de bullicio. En este sentido, la coincidencia con la celebración del tradicional Mercat des Born, en el cual se ofertan artículos textiles, de ornamentación, calzado y antigüedades, también invitaba a darse una vuelta por la ciudad.

Las calles peatonales, como la calle Major des Born, también estaban repletas de viandantes | Josep Bagur Gomila

Pese a la asiduidad de esta estampa y la previsibilidad de la misma, lo cierto es que la Policía Local no cuenta con ningún tipo de dispositivo para disuadir la entrada a Es Born y redirigir el tráfico por este motivo. En cambio, sí lo hizo en el puerto a causa de la alerta por ‘rissaga’ activada hasta el mediodía durante la jornada de este lunes.

Posibles medidas

La peatonalización de la plaza de Es Born es un asunto que lleva años encima de la mesa. Sin embargo, no se vislumbra una solución a corto plazo. En septiembre del año pasado, la medida fue discutida en el pleno municipal a raíz de la moción presentada por el PSOE y se trata de una voluntad que teóricamente mostraban todos los partidos políticos, los cuales diferían en las formas y en los plazos. A ojos del equipo de gobierno del Partido Popular, los mismos socialistas y VOX, la falta de bolsas de aparcamiento es lo que impide que veamos en un futuro próximo un Es Born libre de vehículos.