La de camarero es la profesión más demandada y, en consecuencia, la que registra el mayor número de contrataciones a lo largo del año. | Efe - EFE

TW
32

Menorca ha arrancado la temporada con el mayor número de afiliados a la Seguridad Social de su historia gracias al impulso de los sectores más directamente relacionados con el turismo y en especial con la hostelería. Establecimientos hoteleros y de restauración ganan peso en el mercado laboral menorquín y ya concentran este año el 26,5 por ciento de todas las afiliaciones. Dicho de otro modo, más de uno de cada cuatro empleados trabajan directamente en las distintas tipologías de hotel, bares, cafeterías y restaurantes que hay en la Isla.

En el arranque del mes de junio había en Menorca 39.874 afiliados a la Seguridad Social, una cifra sin precedentes a esas alturas del año que llega tras un crecimiento interanual del 1,8 por ciento. Este ligero aumento, 710 trabajadores más que hace un año, contrasta con el que experimenta el sector de la hostelería, donde la afiliación ha crecido cerca de un cinco por ciento hasta los 10.584. La creación de empleo crece a un ritmo casi tres veces superior en la hostelería que en el global del mercado laboral.

La evolución que ha vivido en los últimos años el número de afiliados a la Seguridad Social en hoteles y locales de restauración es muy llamativa. En estos momentos hay 3.800 personas más trabajando en el sector de la hostelería que hace diez años, un crecimiento del 56 por ciento. En ese periodo el número total de afiliados a cualquier sector también ha aumentado, pero en un grado mucho menor, un 26,4 por ciento. Se refleja en este punto con claridad meridiana la creciente dependencia que tiene la economía insular de los sectores turísticos.

Otro dato refuerza la tesis. En 2024 el porcentaje de afiliados que trabajan en la hostelería alcanza, como hemos visto, el 26,5 por ciento. En el año previo a la pandemia, 2019, la cifra descendía al 23,6 por ciento y diez años atrás, en 2014, era tan solo del 21,5 por ciento. La importancia de la oferta de alojamiento y restauración en el mercado laboral menorquín muestra un inexorable avance que no da síntomas de haber tocado techo. No hay otro sector que muestre indicadores de crecimiento tan evidentes como la hostelería.

Sector comercio

Valga como referencia el segundo sector que más trabajo da en Menorca, el del comercio, también vinculado, aunque no tan directamente, a la llegada de visitantes. En estos momentos son 6.355 los afiliados al comercio, sobre todo al por menor. El crecimiento respecto al año pasado es del 1,4 por ciento y en la comparación con 2014 se observa como en una década ha aumentado la afiliación un siete por ciento, apenas 420 afiliados más.

El único sector productivo cuya evolución de la afiliación en la última década se acerca a los crecimientos registrados por el sector hostelero es la construcción, aunque con cifras absolutas mucho menores. En el último año el número de trabajadores de la construcción ha crecido un 1,74 por ciento y en la última década lo ha hecho un 47,9 por ciento, algo menos de 1.500 empleados de diferencia entre 2014 y 2024.

En el otro lado de la moneda se sitúan sectores tradicionales como la industria manufacturera. A diferencia que la gran mayoría de sectores, muestra un descenso en el número de afiliados. En el último año la caída ha sido del 3,3 por ciento y en comparación con diez años atrás el descenso es mucho menor, del 1,3 por ciento. Aquí hay que tener en cuenta el factor de la industria de la alimentación, que ha crecido un 21 por ciento, mientras que la del cuero y el calzado se ha desplomado un 40,7 por ciento.

El apunte

Camareros, cocineros, dependientes y limpiadores, empleos más demandados

Camareros asalariados, personal de limpieza de oficinas y hoteles, vendedores de tiendas y almacenes y ayudantes de cocina. Esa son las cuatro profesiones más demandadas del mercado laboral menorquín. El año pasado entre las cuatro protagonizaron el 54,5 por ciento de las contrataciones registradas, mostrando el peso específico que tiene el sector servicios en la economía insular. Peones de la construcción y paletas son las profesiones no vinculadas con la actividad turística que más arriba aparecen en el ranking de contratación, en el puesto seis y siete respectivamente.

Las claves
  1. Tras el aumento

    Detrás del aumento de afiliados a la Seguridad Social se encuentra básicamente el sector de la hostelería. Casi siete de cada diez nuevos empleados en el conjunto del mercado laboral se registran en las ramas de alojamiento turístico y la restauración, que ha incorporado 479 trabajadores por los 710 del conjunto de la economía.

  2. Más dependencia

    Resulta especialmente llamativa la evolución de la afiliación en la hostelería en los últimos diez años, Hay 3.800 empleados más en 2024 que en 2014, un aumento del 56 por ciento que contrasta con el del global del mercado laboral, del 26,4 por ciento.

  3. Otros a la baja

    El contrapunto lo da un sector tradicional menorquín como la industria, que va perdiendo peso en el conjunto del mercado laboral tras caer otro 3,3 por ciento en el último año. En 2024 concentra el 7,8 por ciento de afiliados. En 2014 era el 10,1 por ciento