Vilafranca y sus connsellers, antes de comparecer para hacer balance a su primer año | Katerina Pu

TW
11

Este lunes se cumplió un año desde que el pleno constituyente invistiera a Adolfo Vilafranca como el undécimo presidente del Consell. El mandato empezó con la consellera de Vox, Maite de Medrano, formando parte del equipo de gobierno insular, a pesar de que los populares habían anunciado su intención de gobernar en solitario, un propósito del que tuvieron que desistir después del pacto firmado en Palma entre PP y Vox.

De todos modos, la entente solo duró cuatro meses, puesto que Vilafranca destituyó a De Medrano en noviembre, tras la crisis abierta por la propia consellera    por el cese de su director insular, Ricardo Galí. El presidente, que justificó su decisión por la «paralización» del departamento de Vivienda que gestionaba De Medrano, pronto supo lo que era gobernar en minoría y en diciembre el pleno tumbó su propuesta de presupuesto para el 2024, con el voto en contra de Vox.

Desde entonces, el PP no ha conseguido cerrar ninguna de las principales cuestiones que se planteaban al principio del mandato, ni tampoco se han concretado las grandes medidas que se habían anunciado, como la revisión del PTI, el fin de la moratoria turística, la tramitación de los nuevos pliegos para licitar el servicio de transporte por carretera o la licitación del nuevo contrato de la ITV. Y tampoco existe todavía una solución para la reforma de la carretera general a su paso por Rafal Rubí. Todas estas cuestiones están ahora a la espera de las conclusiones de los estudios e informes que el Consell ha encargado, en su mayoría a profesionales externos, y también se aguardan los resultados de las auditorías de los entes dependientes del Consell.

Asimismo, otras cuestiones, como la reforma de la Ley Reserva de Biosfera o el procedimiento para legalizar los ‘hortals’, se han llevado a cabo desde el Govern, y sin debatirse en el pleno insular.

ITV Y MOVILIDAD. Solución provisional para las largas listas

Desde la conselleria de Movilidad, Juan Manuel Delgado ha tenido que hacer frente a algunas ‘patatas calientes’ que venían del anterior mandato. Consiguió poner fin a la huelga del servicio de la ITV, aunque la lista de espera para pedir cita se ha ido reduciendo de manera muy lenta y al final se ha optado por un nuevo procedimiento que solo permite dar cita a los vehículos que tienen la inspección caducada y a los que les caduca en los próximos 15 días. Una solución salomónica y provisional, que se ha implementado mientras se aumentaba el número de inspectores.

Desde el área de Movilidad también se sigue trabajando en los pliegos de condiciones para sacar a concurso el servicio de transporte regular por carretera, cuyas concesiones están caducadas desde 2018. De momento, esta lenta tramitación no ha visto la luz, lo que está retrasando la puesta en marcha de nuevas líneas y mejoras. La previsión ahora es que el nuevo servicio se ponga en marcha en 2026.

Desde el departamento que lidera Delgado, también se está a la espera del informe sobre la capacidad de carga de las carreteras de la Isla, a partir del cual se decidirá si se limita la entrada de vehículos en verano.

CARRETERA. Sin proyecto para el puente de Rafal Rubí

Para no poner en riesgo el reconocimiento de la Menorca Talayótica, el Consell ha encargado el informe de impacto para poder mantener el puente de Rafal Rubí al expresidente del Consejo Internacional de Monumentos y Sitios (Icomos) de España, Jordi Tresserras Juan. Mientras se redacta el informe, el Consell ha presentado el proyecto para llevar a cabo la reforma del tramo de la carretera general entre la rotonda del Aeropuerto hasta Rafal Rubí, a su paso por Talatí, cuyo presupuesto asciende a 5,6 millones.    Desde el Consell también han reclamado al Gobierno la recuperación del convenio de carreteras, que ahora se cifra en 66 millones, muy por encima de los 20 millones de financiación estatal que se perdieron en su momento.

REFORMA DEL PTI. La aprobación se retrasa hasta 2025

El equipo de gobierno anunció que la reforma del Plan Territorial Insular (PTI) estaría lista durante el primer trimestre de 2024, pero no ha sido así. Ahora, desde el Consell señalan que este mes de julio recibirán el estudio sobre la capacidad de carga de la Isla, que se incluirá en el nuevo PTI y que debe servir para levantar la moratoria de plazas turísticas. De esta manera, la previsión con la que se trabaja es que el borrador del nuevo PTI pueda estar listo durante este año, para poder empezar a trabajar con los agentes sociales, por lo que previsiblemente su aprobación se retrasará hasta 2025.

RESIDUOS. Se pone en marcha el ‘puerta a puerta’

A pesar de que es un proyecto heredado del anterior gobierno de izquierdas del Consell, el PP ha asumido la puesta en marcha del nuevo sistema ‘puerta a puerta’, que ya está permitiendo aumentar la recogida separada de residuos allí donde se aplica, como en Maó y Es Castell. La andadura del nuevo sistema no ha estado exenta de críticas, como las de la alcaldesa de Ciutadella, Juana Mari Pons.

TURISMO. A la caza del alquiler turístico ilegal

Durante este primer año de mandato, el departamento de Ordenación Territorial y Turística ha impulsado diversas medidas para luchar contra el alquiler turístico ilegal, que se considera como uno de los causantes de los problemas de acceso a la vivienda. Desde el Consell también se ha seguido incrementando el presupuesto para la promoción turística, incluidos los convenios de comarketing.

LLATZERET. Nueva vida para un espacio singular

Desde el departamento de Promoción Turística del Consell, se ha hecho una apuesta fuerte para convertir el Llatzeret del puerto de Maó en el «palacio de congresos» de Menorca. La idea es relanzar este espacio singular, bajo la gestión de la Fundació Foment del Turisme de Menorca (FFTM), para que acoja eventos y actividades culturales y educativas. Atrás quedan actividades masivas como el Lazareto Festival y también se ha descartado el hotel de gestión privada que se preveía en el plan de usos que se presentó en 2016.

CULTURA Y DEPORTES. Plan de instalaciones deportivas

Joan Pons Torres fue nombrado conseller en medio de la polémica por algunas de sus opiniones, como sus posicionamientos contrarios al uso del catalán estándar. Después de que su propuesta de cambiar la Fira del Llibre en Català por una feria de autores menorquines fuera rechazada de plano por las librerías, adoptó un perfil más bajo en el ámbito cultural. Desde su departamento ha impulsado el primer plan de instalaciones deportivas de Menorca.

PRESUPUESTO. Incapacidad para llegar a un pacto

El principal fracaso del equipo de gobierno del Consell durante este primer año de mandato ha sido su incapacidad para aprobar el presupuesto de la institución para el 2024. Durante los plenos el equipo de gobierno y la oposición se han enzarzado en frecuentes disputas para determinar quién es el culpable por la falta de acuerdo, y se han acusado mutuamente de no tener voluntad de pactar.