La guerra de Iraq, vista con los ojos de un escritor árabe

Valorar:
preload

06-11-2015

Las sirenas de Bagdad
autor: Yasmina Khadra
género: Novela
editorial: Alianza Editorial
edición: Madrid, 2007
páginas: 380
precio: 20 euros

J.C.   
Madrid
Quien firma la novela "Las sirenas de Bagdad" es Yasmina Khadra, un nombre femenino elegido por un militar para ponerse a resguardo de posibles represalias dentro del Ejército. Durante un tiempo Mohamed Moulessehoul (Argelia 1955) escribió en secreto pero desde que se exilió en París ya es pública y conocida su verdadera identidad. El exilio le produjo muchos sinsabores, amén de la expulsión de las fuerzas armadas de su país, que por entonces estaban desempeñando unas funciones muy distintas a las que se espera de ellas, alejadas de la defensa de los derechos humanos, como sería deseable.
Fruto de su entrega a la escritura han sido una serie de novelas que en España ha venido publicando Alianza Editorial desde hace una decena de años. Títulos como "Lo que sueñan los lobos" o "Los corderos del señor" nos permitieron conocer lo que pensaba un militar (y un escritor) demócrata a quien le había tocado vivir en un ambiente poco propicio a semejantes ideas. Sus relatos, escritos originalmente en francés, eran reveladores de un estado de cosas que de otra manera difícilmente se filtran en los ambientes occidentales, donde se presenta como políticamente incorrecta cualquier crítica al mundo árabe, como si fuera maravilloso todo lo que allí está ocurriendo.
La última novela de Yasmina Khadra que ha llegado a España es "Las sirenas de Bagdad", que completa la trilogía de la que forman parte "Las golondrinas de Kabul" y "El atentado". El protagonista vive desde dentro lo que está sucediendo en Iraq, entre las injusticias y los acosos que unos y otros llevan a cabo. Mientras se mueve por los entresijos de una sociedad que ha sido destruida y anulada, propicia el que podamos contemplar desde sus ojos árabes y críticos lo que está pasando, los fundamentalismos que han surgido y la rabia que se acumula entre quienes sufren las consecuencias de tantos despropósitos.

Comentar


Todos sus comentarios serán previamente moderados. Gracias por participar.

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.