La mar de lletres | Assaig i literatura

Los días en que se cosían estrellas amarillas

Valorar:
preload

06-11-2015

La hierba amarga
autora: Marga Minco
género: Novela
traducción: Julio Grande
editorial: Libros del Asteroide
edición: Barcelona, 2007
páginas: 128
precio: 14,95 euros

Lluís Verges   
Maó

Marga Minco (1920) se crió en una familia judía de cinco hijos en Breda, ciudad católica del sur de Holanda. En 1938 empezó a trabajar como periodista pero su trabajo se vio interrumpido por la invasión alemana en mayo de 1940. A diferencia de lo que le sucedió a sus padres y hermanos, logró evitar que la detuvieran y vivió escondida durante la ocupación ordenada por Hitler. El resto de su familia fue exterminada por la barbarie nazi.
Pasados más de diez años de la tragedia, en el año 1957 Marga Minco publicó su primera novela "La hierba amarga" en la que cuenta su propia experiencia en la Holanda ocupada.
El relato de la autora muestra como nadie de su familia quería creer lo que les iba a ocurrir. Ante la sinrazón del holocausto la familia Minco pensaba que todo lo que se contaba sobre lo que sucedía a los judíos eran simples habladurías o en cualquier caso no iba a llegar a un lugar tan pacífico como la ciudad de Breda.
Pero la realidad iba confirmando los peores augurios sin que la familia Minco quisiera asumir el destino que les esperaba. Cómo la autora narra la historia desde el punto de una chica joven quizás este falta de dramatismo con la que la protagonista vivió unos acontecimientos históricos tan horripilantes pudo ser debido a que los padres no quisieron angustiar a sus hijos.
Un capítulo revelador sobre el sentido poco trágico con que los Minco vivieron la ocupación nazi y las terribles consecuencias para la población judía es el que cuenta el día en que el padre llegó a casa con un paquete marrón. Dentro estaban las estrellas amarillas que los judíos estaban obligados a coser en sus ropas para identificarse como ciudadanos de segunda. Pues bien, la familia encontró un pasatiempo en el hecho de coser los denigrantes símbolos La escena de las estrellas está contada con diálogos y la mayor preocupación de los interlocutores es que los colores de las prendas combinen con el amarillo y que el cosido se note poco y quede bien.
Con una escritura elegante y sutil, Minco va contando como se fueron produciendo los acontecimientos que tan fatales resultaron ser para los suyos. Primero llegó la orden de reclutamiento para el campo de trabajo, más tarde las 'razzias' vaciaban calles enteras. Ante este panorama, la familia de la narradora decidió abandonar Breda y trasladarse a Ámsterdam pero no pudieron escapar al destino que les había impuesto la locura nazi.
En un momento del relato, la protagonista queda sola y tiene que buscarse la vida en viviendas de pueblo. En cualquier caso siempre encontró a  alguna persona dispuesta a jugarse la vida para alojar en su casa a una persona inocente.
La fuerza de "La hierba amarga", un auténtico clásico del siglo XX de las letras holandesas, reside en el laconismo con el que Marga Minco relata de qué modo pudo sobrevivir el holocausto. La historia contada en primera persona, con naturalidad y sin truculencia, produce una profunda impresión en el lector y sirve al fin de mantener la memoria de unos de los hechos más terribles de la historia de la humanidad.

Comentar


Todos sus comentarios serán previamente moderados. Gracias por participar.

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.