Sucesos

Ausbanc, desaparecida en Menorca

|

Valorar:
preload
Menorca Mao Calle San Fernando Antigua Oficina de Ausbanc cerrada

Ausbanc atendía a sus clientes en la calle San Fernando, 20, de Maó.

19-04-2016 | Javier Coll

El despacho en Menorca de la Asociación de Usuarios de Servicios Bancarios (Ausbanc), cuyo presidente, Luis Pineda, fue encarcelado el lunes acusado de un delito de extorsión, organización criminal y amenazas, dejó de estar operativo el pasado mes de octubre, después de algo más de tres años de presencia en la Isla, desde que abriera sus puertas en junio de 2012 cuando la abogada mallorquina Isabel Martorell era su delegada balear.

Ausbanc mantiene solo una oficina en Palma, aunque sus abogados se desplazaban puntualmente a las islas menores cuando era necesario. El escándalo ha limitado la actividad y la información. En la oficina de Palma se negaron este miércoles a facilitar ningún dato referido al antiguo despacho en Menorca. Balears se ha quedado sin delegado y en la central de Madrid tampoco respondieron a las preguntas de este diario.

Ausbanc atendía en Menorca a particulares y empresarios en un despacho alquilado en la calle San Fernando, de Maó. Primero Isabel Martorell, hasta que abandonó la Asociación el pasado mes de septiembre, y después otra letrada, Cristina Borrallo, eran las que se desplazaban dos veces al mes a la Isla para trabajar con los clientes menorquines.

Fue Martorell la que firmó y renovó convenios de colaboración con la Pequeña y Mediana Empresa de Menorca por el que sus socios tenían un descuento en la minuta que cobraba la Asociación de Usuarios de Servicios Bancarios.

Ausbanc tuvo una actividad mayor en Menorca desde antes de la apertura de su despacho como consecuencia de los muchos  afectados por las participaciones preferentes y las cláusulas suelo de las hipotecas.

El presidente de Ausbanc, Luis Pineda, fue enviado a prisión el lunes, junto al líder de Manos Limpias, Miguel Bernad, al considerarlos puntales de la red de extorsión a diferentes personas e instituciones a cambio de la retirada de acciones judiciales planteadas previamente contra ellos. Entre los chantajeados figuran, según fuentes judiciales, la infanta Cristina de Borbón.

Manos Limpias habría reclamado a la defensa de la hija de Juan Carlos I 3 millones de euros a cambio de retirar la acusación contra ella en el caso Noos.

Comentar


Todos sus comentarios serán previamente moderados. Gracias por participar.

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.