Sucesos

El padre del parricida confirma a la policía la versión del hermano mayor

Debe ser intervenido de nuevo y la familia ha decidido trasladarlo a una clínica privada

|

Valorar:
preload
Los agentes de la Policía Judicial y Científica inspeccionaron el chalé donde se cometió el homicidio el pasado viernes.

Los agentes de la Policía Judicial y Científica inspeccionaron el chalé donde se cometió el homicidio el pasado viernes.

26-08-2016 | M.J.U.

El padre del parricida que mató a su madre a cuchilladas en el chalé familiar de Son Blanc, en Ciutadella el pasado viernes, evolucionaba favorablemente de sus heridas y pudo prestar declaración ante los agentes de la Policía Judicial del Cuerpo Nacional de Policía este lunes sobre los hechos que derivaron en la tragedia familiar. Sin embargo una complicación en sus lesiones ha provocado que los médicos hayan decidido someterlo a una nueva intervención quirúrgica que se realizará en Barcelona, probablemente mañana jueves.

La familia ha decidido que esta segunda intervención, motivada por las heridas con arma blanca que le produjo su hijo en el ataque, vaya a tener lugar en una clínica privada de su ciudad adscrita al seguro médico que tiene contratado. El traslado del paciente, que se recuperaba lentamente desde que ya fuera operado de urgencia el mismo viernes horas después del suceso, se realizará a lo largo del día de este miércoles.

Esa evolución favorable, interrumpida este martes, había permitido al hombre de 62 años prestar declaración ante la Policía Judicial del Cuerpo Nacional, que instruye la investigación, el lunes por la mañana en la habitación que ha ocupado en la planta del Hospital Mateu Orfila, en Maó. Esa misma planta fue escenario de reuniones entre varios familiares, personas allegadas y abogados el mismo día para tratar la delicada situación por la que atraviesan padre e hijo convalecientes, y decidir cuestiones a resolver con cierta urgencia.

El parricida, según el último parte médico, permanece en estado crítico en la Unidad de Cuidados Intensivos del mismo centro hospitalario, aunque el paso de los días permite elucubrar con que existan más opciones para que pueda llegar a recuperarse. En ese caso su declaración determinará la calificación de los hechos que, en principio, se ajustan a un homicidio debido al brote psicótico que le habría llevado a la pérdida transitoria de la razón.

En su relato ante la Policía Judicial que sigue la investigación del caso, el empresario catalán del ramo óptico confirmó la versión ofrecida por su hijo mayor, que también resultó con heridas leves provocadas por su hermano en el tenso forcejeo. Ambos acudieron a la habitación del parricida cuando oyeron los gritos de su madre y, posteriormente, el padre tuvo que tratar de huir mientras su hijo intentaba acuchillarle en el tórax y el abdomen, como finalmente consiguió tras haber pugnado por retirarle el cuchillo de 17 centímetros de longitud con el que había perpetrado el homicidio y las agresiones.

El padre se refirió al historial médico de su hijo, con un largo tratamiento por adicción a las drogas -su madre se refiere a la marihuana en el libro que escribió para relatar su experiencia- finalizado hacía un año pero que explicaría el brote psicótico por el que acabó protagonizando la singular tragedia.

El joven parricida propinó entre 30 y 40 cuchilladas a su madre, algunas de ellas defensivas en brazos y antebrazos, cuando ésta trataba de calmarle advertida por su hermano que se había alertado por la conducta extraña de aquél y sus comentarios abstractos en torno a la vida. Las recibidas en el pulmón y en el hígado aceleraron su fallecimiento.

El parricida trató de quitarse la vida después de las agresiones a sus familiares y para ello acuchilló su propio cuerpo hasta en 40 ocasiones. Cuando los agentes entraron en el dormitorio, sin embargo, todavía no había perdido la consciencia y mantenía a su madre en brazos instando a los policías a que acabaran con su propia vida.

El elevado número de cuchilladas que dio el hijo a su madre y a sí mismo pueden aportan interrogantes al respecto de la naturaleza del brote psicótico que provocó la enajenación del joven de 26 años para matarla y herir a su padre y a su hermano. Esa cifra demuestra que el suceso se prolongó durante varios minutos en los que, supuestamente, el joven no sabía lo que estaba haciendo.

A la espera de la recuperación del padre para proceder al sepelio, el cuerpo de la madre fallecida, al que se realizó la autopsia el pasado sábado, permanece convenientemente protegido en el Tanatorio de Ciutadella para evitar su deterioro.

Comentar


Todos sus comentarios serán previamente moderados. Gracias por participar.

* Campos obligatorios
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1

Houser
Hace más de 2 año

Conoce usted algún centro de cuidado mental?

Valoración:5menosmas

Cristobal
Hace más de 2 año

Dr.Houser,pues que quiere que pase? Imagino que lo internaran en centro de cuidado mental durante muchos años...lo digo desde mi desconocimiento total en leyes.

Valoración:8menosmas

Dr. Houser
Hace más de 2 año

Si, pobre familia, pero mi pregunta es: ¿qué pasará con este pobre enfermo?

Valoración:29menosmas

Yo
Hace más de 2 año

Pobre familia!!!!

Valoración:27menosmas
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1