Sucesos

Óscar Simonet Tur: «Soy de aquí pero he estado mejor en la cárcel de Palma»

Acaba de cumplir 3 años y medio en prision y se queja de su estancia en la cárcel menorquina por el trato que ha recibido

|

Valorar:
preload
Oscar Simonet Tur, expresidiario en el Centro Penitenciario de Menorca

Oscar Simonet Tur, expresidiario en el Centro Penitenciario de Menorca

23-01-2017 | Josep Bagur Gomila

El pasado viernes, 20 de enero, salió del Centro Penitenciario de Menorca tras haber pasado tres largos años y medio en prisión por un delito de robo que le obligó a cumplir otra pena anterior de dos años. Óscar Simonet Tur, de 36, ha aprendido la lección por sí mismo, «lo único bueno que me queda es que sé que no debo volver a mezclarme en nada raro para evitar entrar en la cárcel», afirma. Sin embargo, Óscar, pintor, masajista y encargado de mantenimiento, ha querido alzar la voz para conseguir que mejore el trato a los presos del Centro Penitenciario de Menorca.

Durante su estancia en prisión ha dirigido varias denuncias al juzgado, a la directora y a instituciones penitenciarias, pero asegura que lo único que le reportaron fue un traslado forzoso a Palma durante 8 meses y la pérdida del tercer grado, por lo que ha tenido que cumplir la condena casi en su totalidad, a excepción de seis meses.

¿Por qué le condenaron?
— Por comprar un ordenador que era robado, y esa condena me la sumaron a otra que tenía suspendida si no volvía a delinquir en dos años, también por acusarme de haberle dado las llaves a otro para que entrara a robar en una casa. Pero no fue así y he tenido que cumplir las dos condenas.

¿Cuándo ingresó en prisión?
— El 29 de julio de 2013 hasta el 26 de diciembre de 2014 en que me enviaron a la cárcel de Palma durante diez meses por denunciar a un funcionario que cometía abuso cuando recibía visita de mi familia porque me obligaba a desnudarme antes y me palpaba. A la tercera vez pedí que si me quería cachear me presentara una orden pero me pusieron un parte. Este funcionario tiene tres denuncias por lo mismo. El interno tiene unos derechos pero allí no los hay. Cuando volví, con el tercer grado ya concedido, me retuvieron 34 días y quisieron devolverme al segundo grado. Salí de la cárcel el viernes pasado.

¿Cómo es un día en la cárcel?
— El recuento, de pie, es a las 7.30. Pasa el funcionario y puedes volver a acostarte hasta las 8.30 cuando has de bajar a desayunar. Si tienes baja médica subes de nuevo a la celda y si no, te quedas abajo en el gimnasio o en algún taller hasta las 13.15 que comemos. Luego subes a la celda, a las 2 otro recuento y a las 16.30, de nuevo al patio hasta las 19.30 que es la cena y luego ya a la celda hasta el día siguiente.

¿La limpieza en la celda?
— Sí, cada mes nos dan lejía para tenerla limpia, además de papel y cuchillas para afeitarnos.

¿Salidas terapéuticas, trabajo en la prisión?
— Últimamente se han dejado de hacer no sé por qué. En cuanto al trabajo hay muchas quejas porque estás contratado por unas horas y haces casi el doble sin que te las paguen. Yo trabajé en mantenimiento.

¿Usted ha tenido episodios violentos en la prisión?
— Nunca me han puesto una mano encima, pero me han puteado. Hay varios funcionarios que son buenas personas pero el resto... se pasan. El único que intenta ayudar a los presos es el médico pero no le dejan. Estuve infinitamente mejor los 10 meses en la cárcel de Palma.

¿En qué apreció las diferencias?
— En todo. No hay el maltrato que hay aquí, y en los beneficios que dan allí. No he tenido ningún problema y me han fastidiado hasta el final con informes negativos falsos. No me han ayudado en nada. A causa de un parte me quitaron el tercer grado por traer un bocadillo para cenar que no me dejaron entrar. ¿Drogas?, el problema no es ese, es la tensión que hay entre los presos es porque la junta de tratamientos no da beneficios.

¿Entonces?
— La reinserción no funciona, no existe. Los presos tienen derechos que se traducen en beneficios y aquí no se dan porque somos pocos y la prisión se queda vacía. La gente se 'come' totalmente las condenas cuando no debería ser así con los de buena conducta.

¿Castigos?
— Últimamente físicos no hay pero ha habido. A uno de los dos que se suicidó un funcionario le pegó por contestarle cuando estaba alterado porque no tenía la medicación. Ese funcionario estuvo después un año de baja y ahora ha cambiado mucho. Soy de aquí y quiero que esto cambie. Somos personas y nos tratan a patadas

¿Convivía con muchos menorquines en la prisión?
— No, somos 16 de la Isla entre 50 presos y hay 110 funcionarios. Viene gente de Valencia e Eivissa pero la de Menorca ya sabe cómo funciona esta cárcel y no quiere venir. Tampoco dejan salir a los que son de fuera y se quieren marchar. La única forma es crear problemas. Si tienes muchas peleas te trasladan rápido.

¿Hay presos muy conflictivos ahora?
— Sí, varios de Eivissa lo son. El problema es que las actividades son mínimas, aunque te puedes apuntar a cursos escolares y algunas terapias, también hay un taller de radio, pádel y fútbol una vez a la semana y un curso judicial,

Entonces sí que tienen actividades diversas...
Sí, pero es muy aburrido. Si tienes una condena larga psicológicamente te hundes. Nos pasamos el día tirados en el patio del módulo que es de 20 metros cuadrados.

¿Cada cuánto pueden recibir visitas?
— Una durante 45 minutos los fines de semana y dos vis a vis al mes. Podemos hacer 10 llamadas a la semana de 5 minutos. Por eso la única forma es hacer presión desde fuera para que las cosas cambien. Creo que retienen los documentos cuando pides permisos, todo lo paran.

¿Usted cuántas denuncias ha puesto?
— Muchas, tanto en el juzgado de guardia como en el de Vigilancia, de Palma, en Instituciones Penitenciarias y al Ministerio del Interior, al menos 12 o 13. También quejas al alcalde de mi pueblo y al Consell Insular, pero no sirven de nada. Solo cuenta lo que digan los funcionarios a través de lo que envía la junta de tratamiento.

Comentar


Todos sus comentarios serán previamente moderados. Gracias por participar.

* Campos obligatorios
AnteriorSiguiente
Página 1 de 5

oscar
Hace más de 2 año

Parece mentira que la prisión de Menorca y la dirección estén destrozando un centro que realmente se dijo y dice la directora que esta prisión es para los menorquines y que hay 80% internos de Menorca y eso afirmo que es mentira... Solo hay internos de Menorca 15 personas pero ahora la dirección quiere trasladar a otra prisión a los internos que no caigan bien y es vergonzoso que se haga esto y desplacen internos que tienen su familia y su vida en Menorca... Hay el unos derechos y la ley para cumplir!!!! Suplico que las direcciones o juzgados tomen cartas en el asunto de lo que esta sucediendo ahora en este centro...

Valoración:11menosmas

José
Hace más de 2 año

No son muy desacertadas las ratio funcionario/interno comentadas por Oscar. El C.P. Menorca es sin duda el más caro interno/año de todo el Estado. Un "invento" político innecesario, del tipo autopistas o aeropuertos, pues a los 25 millones de € que costó, se une el altísimo coste de su mantenimiento anual. ¿Y total, para qué? ¿ Para dar servicio a escasos 60 usuarios? Es la sinrazón de los políticos. Cualquier amo/a de casa habría "gobernado" mejor esta ingente cantidad de dinero

Valoración:11menosmas

Aurora Boreal
Hace más de 2 año

A quien se pica (coma), ajos come: A lo mejor el que se,ha sentido identificado eres tú con lo que he afirmado.

Valoración:-12menosmas

Repi
Hace más de 2 año

Óscar, no olvides que para hablar de lo que hablas, primero fallaste y abusaste del sistema, el primero que falló en esta cadena fuiste EXCLUSIVAMENTE tú. Si en prisión no te trataron bien... NO HABER ENTRADO!!! Te lo buscaste TÚ SÓLO!!!

Valoración:-6menosmas

oscar
Hace más de 2 año

Es patético hablar sin haber vivido estas situaciones pero el día que tengáis que pasar alguna desgracia OS daréis cuenta de lo que digo.pero a mi me da igual lo que digáis yo se lo que he sufrido y mi familia y seres queridos.yo tengo derecho hablar de lo que he vivido pero ya se que casi todos los comentarios se que son personas que trabajan en el centro o en los juzgados....las verdades de lo que sucede ahí dentro duele porque nadie lo publica ..suplico justicia por estas situaciones

Valoración:8menosmas

Jon
Hace más de 2 año

Que pena, ni autocrítica,ni arrepentimiento, ni siquiera reconocimiento de los delitos. Solo culpar a los demás, desde tus amigos, pasando por los jueces que te condenan tres veces por la cara, el juez guardia,el juez de vigilancia, institucioness penitenciarias, hasta la dirección del centro, la junta de tratamiento y los funcionarios. Todos los estamentos confabulados contra ti , ya es mala suerte. Maltrato,maltrato! En 4 años un funcionario le dió un bofetón a un preso alterado. Madre mía, lo que hay que leer, seguro que da más hostias un cura en un curso que 110 funcionarios en 5 años. Que pena, Óscar, que pena

Valoración:-5menosmas

Javi
Hace más de 2 año

Curioso que el reo hable de injusticias cuando es ladrón, injusticia es que entren a tu casa a robar y cuando llegas de trabajar te das cuenta que te han robado el jornal!

Valoración:14menosmas

Pedro, el azote del miradaperdida
Hace más de 2 año

Aquí lo que pasa es que los presos como este señor se creen con derecho a exigir, tendrían que dar gracias de vivir sus años de condena en esas condiciones y en las carceles que tenemos. Que miren como viven los presos en otros países.

Valoración:6menosmas

Maria
Hace más de 2 año

Aquest és es problema de sa nostra societat: no feim cas a un ciutadà qualsevol però sí feim cas abans a un funcionari que ha rebut una instrucció hereva des règim franquista (qualcú es pensa que amb sa Transició van canviar tots es funcionaris de ses presons?) que veia normal ses pallisses. A altres països es posa en dubte a tots dos i s'obre una investigació. Normal que Espanya vagi així d'espanyada.

Valoración:-20menosmas

A quién le pica ajos come
Hace más de 2 año

Ayyy Aurora boreal que te has sentido identificado? :)))

Valoración:-18menosmas
AnteriorSiguiente
Página 1 de 5