El hombre hallado en Malbúger había fallecido hace nueve meses

a Policía Nacional mantiene la investigación abierta para confirmar que se trata de Michael Hoffmann

|

Valorar:
preload
El levantamiento del cadáver se produjo un día después de su hallazgo, es decir, el 15 de marzo.

El levantamiento del cadáver se produjo un día después de su hallazgo, es decir, el 15 de marzo.

21-03-2017 | R.S.

Agentes de la Policía Judicial y Científica del Cuerpo Nacional, en Maó, continúan realizando gestiones a todos los niveles para confirmar que el cadáver hallado el pasado 14 de marzo en una parcela de Malbúger, a escasos metros de la Vía de Ronda, corresponde a Michael Hoffmann, un ciudadano alemán de 57 años, nacido en Kaiserslautern, cuyas señas aparecían en la documentación encontrada junto al cuerpo.

El médico forense David Gornés fue quien realizó la autopsia el pasado lunes en el tanatorio de Maó, que resultó larga y complicada dado el estado de descomposición del cuerpo momificado. El médico procedió al resecado de los tejidos blandos del cadáver, al tiempo que enviaba los huesos para su análisis al Instituto de Antropología correspondiente. Dado el deterioro de los dedos, en principio, no se pudo realizar la necroreseña para la posterior identificación de las huellas. Descartada la muerte violenta porque no había ningún signo que así lo hiciese pensar, sí se puede establecer que el hombre debió haber fallecido unos nueve meses atrás, es decir, en pleno verano de 2016.

El cuerpo sin vida fue encontrado durante la tarde del 14 de marzo por un buscador de espárragos, Juan Manuel Domínguez, quien advirtió la tienda de campaña con el cuerpo en el interior y acudió a la Policía Local para dar el aviso del singular hallazgo. El cadáver, que no fue levantado hasta el día siguiente dada la ausencia de luz natural, estaba vestido con una camiseta de color crudo, calzoncillos y un pantalón, con los pies descubiertos, mientras el calzado se encontraba junto al cuerpo.

El hombre estaba tendido con la cabeza hacia arriba y otras prendas de vestir le servían como almohada. En la tienda de campaña tipo iglú, también de color crudo, los agentes hallaron todo tipo de utensilios, vestimenta de más abrigo, productos de aseo y restos de alimentos, lo que permite concluir que el hombre, efectivamente, llevaba un tiempo viviendo en ese lugar tan próximo al asfalto al carecer de otro domicilio, sin que nadie hubiera advertido su presencia. Probablamente la muerte le sobrevino de forma natural aunque será el resultado de los análisis de la necropsia los que puedan determinarlo.

La Policía Nacional aguarda el informe sobre los huesos y tejidos para poder disponer de más evidencias que le permitan confirmar la identificación del cadáver.Fuentes policiales han señalado a «Es Diari» que no hay novedad en torno al caso aunque la investigación continúa abierta. Hay que concluir, por tanto, que tampoco han aparecido familiares o conocidos del cadáver encontrado, ni aquí ni en Alemania, o bien que éstos no serán contactados hasta que no se pueda asegurar su identificación.

Comentar


Todos sus comentarios serán previamente moderados. Gracias por participar.

* Campos obligatorios
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1

Paz
Hace un año

Si es Michael yo se que marcas tenía en algunos de sus huesos fruto de una anterior rotura de hace unos años que se lo rompieron. Me acabo de enterar de su fallecimiento por estas noticias del periódico

Valoración:menosmas

Paz
Hace un año

Está persona tenía un perrito llamado Reno sabe alguien si está en la protectora o quien lo pudo recoger ?

Valoración:menosmas

PACO
Hace un año

Esto demuestra que los menorquines no dan un paseo ni para buscar caracoles...

Valoración:1menosmas
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1