El presunto delito se cometió en los baños de la planta de facturación

3

Un delito contra la intimidad puede costarle a un joven residente en Maó, de unos 20 años de edad, una condena de un año y cuatro meses de prisión, además de una indemnización a la víctima de 200 euros.

El acusado, de origen sudamericano, será juzgado el próximo martes en el Juzgado Penal de Maó por los hechos que, supuestamente, protagonizó el pasado 31 de julio de 2016 en el Aeropuerto de Menorca poco después de las 11 de la mañana. Según el Ministerio Fiscal, el joven se encontraba en la planta de facturación cuando se introdujo en uno de los aseos femeninos detrás de otra joven que entraba en ellos sin que esta lo advirtiera.

Una vez en el interior ocupó el baño contiguo al que había utilizado la chica e introdujo su teléfono móvil por la parte baja de la pared medianera de ambas estancias. De esta forma el acusado consiguió tomar varias fotografías a la joven pero en un momento dado esta vio el móvil y la mano del inculpado por lo que se dio cuenta que la estaba fotografiando. La mujer salió del lavabo muy importunada y alterada y puso el hecho en conocimiento de agentes de la Policía Nacional y la Policía Local que se encontraban en la instalación aeroportuaria. Minutos después los policías localizaron al joven y procedieron a su identificación y posterior detención aunque no llegó a estar privado de libertad.

El acusado admitió los hechos aunque dijo que respondían al estado en el que se hallaba ya que había ingerido alcohol en exceso y no sabía muy bien lo que hacía por lo que tampoco recordaba con exactitud cómo se habían desarrollado los hechos. Los dos jóvenes no se conocían.

La mujer, en todo caso, se sintió importunada, molesta y con afectación de su respeto y consideración por haber visto atentada su intimidad por más que las fotografías que le tomó el acusado aparecían muy borrosas y nunca llegaron a circular por la red, tal y como esgrimirá su abogado en la vista del próximo martes.

Si el joven es declarado culpable, además de enfrentarse a los 16 meses de prisión, condena que podría ser rebajada en el caso de que haya conformidad entre las partes que concurran al juicio preventivo, deberá abonar una multa de 15 meses a razón de seis euros diarios.