El detenido fue trasladado a la Comisaría de la Policía Nacional de Ciutadella. | Josep Bagur Gomila

10

Un policía nacional que se encontraba en su domicilio fuera de servicio protagonizó ayer por la mañana una singular y decidida intervención que concluyó con la detención de un delincuente en su propia casa.

El agente, que reside en una vivienda del Camí Vell de Ciutadella, advirtió como una persona había entrado en la casa por una de las ventanas con la intención de apropiarse de lo que pudiera encontrar.

Aunque no han trascendido los pormenores de la detención, el policía tuvo la determinación suficiente como para ir hacia él, conseguir reducirle pese a su oposición y finalmente, colocarle los grilletes con lo que se produjo su apresamiento.

El detenido responde a las iniciales de M.G.G, aparentaba unos 25 años de edad y es natural de Figueres (Girona).

[Lea la noticia completa en la edición impresa del 12 de diciembre en Kiosko y Más]