Consternación en Ciutadella por la muerte de un adolescente de 15 años

El joven se precipitó desde una altura de 10 metros, tras anunciar su despedida por la red social Instagram

|

Valorar:
preload
Imagen del lugar donde se precipitó la mañana de este viernes el joven de 15 años

Imagen del lugar donde se precipitó la mañana de este viernes el joven de 15 años

27-04-2018 | Josep Bagur Gomila

Ciutadella, y sobre todo la población adolescente de la ciudad de Ponent, está conmocionada por la inesperada muerte de un joven de 15 años. El trágico suceso tuvo lugar la mañana de este viernes, cuando el adolescente se precipitó de forma voluntaria desde el aparcamiento de la antigua terminal portuaria de Ciutadella, a una altura de 10 metros.

Tuvo lugar sobre las 8 de la mañana, justo antes de la hora que tenía que entrar a clase en el IES Maria Àngels Cardona, donde cursaba tercero de ESO. Al lugar se personaron de inmediato los agentes de la Policía Local, de la Policía Nacional y una ambulancia del 061, que solo pudieron confirmar su muerte. La autoridad judicial se desplazó hasta la antigua estación portuaria para proceder al levantamiento del cadáver y sobre las 9,30 horas fue trasladado con el coche fúnebre.

La consternación inundó ya desde primera hora las instalaciones del instituto Maria Àngels Cardona. El joven, justo antes de precipitarse, había anunciado su despedida en Instagram. Compañeros suyos (que lo seguían a la red social) se percataron de ello, antes de entrar al instituto y temieron lo peor. La noticia se escampó a gran velocidad y en el instituto empezó a reinar un desanimo generalizado y un «ambiente de mucha pena», explicaron los alumnos. Y es que no se hablaba de otra cosa.

Las clases de sus compañeros de aula, se suspendieron, mientras que los tutores y profesores explicaron al resto de alumnos lo que había sucedido, aunque la mayoría ya se habían percatado a través del boca a boca.

La conmoción no solo invadió el instituto en el que estudiaba el joven fallecido, sino también el resto de centros educativos de la ciudad donde también hay adolescentes de su edad, muchos de los cuales lo conocían.

El joven de 15 años no era una persona conflictiva, era un niño normal, que destacaba por sus notas e inteligencia. Se investiga si la relación con círculo de compañeros y amistades ha podido tener algún tipo de incidencia en su muerte. La investigación de la muerte la lleva la Policía Nacional.